Situación desesperada de una española enferma en Perú

Lucía fue a visitar a su hijo, cooperante en el país americano, y contrajo una peligrosa infección. Por ahora ha podido salvar la vida, pero ha agotado su poliza de seguro. Y necesita cuidados que suponen 4.400 euros al día y no puede costear


La Voz / Redacción

Ander Bados Sesma es un joven vasco que estudió y jugó al fútbol en A Coruña y trabaja como cooperante en Perú con su novia, que es de la ciudad herculina.

Su madre, Lucía, aprovechó su jubilación para ir a visitarlo al país americano. Quería ver a su hijo y también cumplir un viejo sueño, conocer Machu Picchu.

El 6 de mayo llegó a Arequipa, donde la oenegé All Hands and Hearts construye aulas y cocinas para una escuela. Todo fue bien hasta el domingo 26, cuando Lucía se despertó enferma. Fueron al hospital. Lo que parecía una infección de orina escondía en realidad una infección general. En pocas horas empeoró tanto que estuvo al borde de la muerte. 

Pese a los malos pronósticos, Lucía luchó y aguantó. Dos días después, empezó a mejorar. Su pronóstico sigue siendo muy grave, con altas posibilidades de mortalidad, pero «hay una luz al final del túnel», según relata Ander, que estudió en su día Arquitectura en A Coruña, y ahora ha hecho un llamamiento a través de la plataforma de micromecenazgo Gofundme.

Lucía tenía un seguro médico de viaje con una poliza de 15.000 euros. Eso permitió que la pudieran tratar en la mejor clínica privada de Arequipa (el sistema público peruano no tiene las mismas prestaciones), pero cada jornada de atención en la UCI cuesta 4.400 euros. La póliza se agotó. Y ahora es la familia la que costea los gastos, pero temen quedarse sin dinero.

Después de intentarlo con «seguros, embajadas o consulados» han pedido ayuda a través de Gofundme y han llamado la atención de los medios. 

Su objetivo es que Lucía siga su recuperación hasta «alcanzar un estado de salud que le permita viajar en avión medicalizado hasta España» (lo cubre su seguro) y luego ser tratada por el sistema público. Creen que en diez días, si todo va bien, podrían intentar emprender el viaje, pero necesitan conseguir el dinero necesario, 44.000 euros (ya han recaudado casi 20.0000). Agradecen cualquier aportación. «Cada granito cuenta» para salvar una vida.

Votación
0 votos
Comentarios

Situación desesperada de una española enferma en Perú