Misión sanitaria en Chiapas

Una expedición de Solidariedade Galega atiende a las poblaciones indígenas


A Coruña / la voz

Por experiencias anteriores, saben que la necesidad obliga y que una capilla bien puede hacer de consulta si hace falta buscar hueco cuando el mal aprieta. Son los profesionales voluntarios de la oenegé Solidariedade Galega, que desde el día 17 permanecen en Chiapas, en territorio zapatista, para prestar asistencia sanitaria a personas que para ver un médico tienen que caminar kilómetros y para pagarlo, dejar de comer.

Las poblaciones indígenas del estado mexicano, tan pobres como aisladas, centran los esfuerzos de una nueva expedición humanitaria, impulsada desde una entidad nacida hace dos decenios en el Chuac y que ha ido sumando apoyos entre el solidario sector sanitario de la comunidad gallega. 

1.300 pacientes en 15 días

En esta ocasión, la tercera en los últimos dos años que los lleva a Altamirano, son 12 los exploradores de la salud. A la vuelta contarán de su experiencia, tanto en el Hospital San Carlos como en sus desplazamientos para pasar visita a quienes no pueden moverse, pero los objetivos que se planteaban al partir eran llegar a atender en apenas dos semanas (vuelven este domingo) a alrededor de 1.200 personas en consultas, muchos de ellos niños y mujeres, y practicar unas 130 intervenciones quirúrgicas.

Al frente del grupo, el presidente de la oenegé, Enrique Rodríguez Álvarez, anestesista ya retirado del hospital coruñés. Si ya en activo practicaba las vacaciones humanitarias, ha encontrado en la jubilación más oportunidades para llevar ayuda a quienes más lo necesitan.

Han viajado gracias a una subvención de 12.000 euros del Concello de Oleiros y, junto al presidente, hay más que han decidido dedicar parte de su tiempo poslaboral a los demás. Es el caso de la oftalmóloga Fina Pombo, también extrabajadora del Chuac, o Antón González Artiaga, funcionario retirado de la Universidade da Coruña. Forman parte de un equipo asistencial que, además, esta vez ha incorporado nuevas especialidades. Si el año pasado viajaron cirujanos, ginecólogos, anestesistas y oftalmólogos, ahora están allí también odontólogos como la coruñesa Marta Chamosa Prado con Purificación Taibo Casás como auxiliar, el cardiólogo del Chuac Alberto Bouzas Mosquera, la uróloga del hospital de Ourense Paula Portela Pereira, y la cirujana digestiva Isabel Vázquez Cajide, del Juan Cardona. También de Ferrol, pero del Arquitecto Marcide, está la anestesista Ana Sarmiento Penide, y completan la expedición las ginecólogas Mercedes Santos Castroviejo y Fátima Martínez Quintás, y otra oculista del hospital coruñés, Herminia Pintado Conde.

Votación
0 votos
Comentarios

Misión sanitaria en Chiapas

Este proyecto ha sido cofinanciado por