«Que ayuden a sus hijas», pide la familia del tiroteado en Brasil

Los policías acusados de matar a un emigrante gallego se entregaron tras ordenar el juez su detención


pontevedra / la voz

Los dos policías brasileños para los que el juez dictó prisión preventiva por la muerte en Salvador de Bahía de Marcio Pérez, un emigrante de Ponte Caldelas, ya están en la cárcel. Ambos se entregaron tras dictarse una orden de arresto y fueron llevados a la cárcel. Cabe recordar que estos agentes tirotearon a Marcio Pérez en septiembre y, aunque defendieron que lo habían matado por error, el fiscal no creyó su versión. Aún así, tuvieron que pasar noventa días hasta que se ordenó la prisión preventiva.

Esa demora, esos tres meses esperando que los policías fuesen arrestados, es una de las cosas que peor llevó la familia. Lo contaba este viernes desde Salvador de Bahía Olivia Santana, madre de las dos hijas de Marcio Pérez. «Estamos moi afectadas e para as nenas está sendo moi difícil, porque estaban moi apegadas a seu pai. Esa espera foi moi dura e agora estamos un pouco máis tranquilas ao iren eles para o cárcere», indicó. Dijo también que la situación económica en la que se quedaron ella y sus hijas es muy complicada. «Marcio era o sostén económico. El pagaba a educación das nenas e moitas máis cousas. De momento non temos ningunha pensión nin nada», indicó Olivia Santana. Y un idéntico mensaje salía de la boca de uno de los tíos maternos de Marcio desde Ponte Caldelas: «Que ayuden a sus hijas. Esperemos que el Estado brasileño sea consciente de la situación, de que dos policías mataron a Marcio y de que hay dos niñas que se quedaron en una situación económica muy complicada. Desde Galicia los abuelos les están ayudando en lo que pueden, pero se necesita que intervenga la Administración». El tío de Marcio agradeció el interés mostrado por las autoridades españolas desde el primer momento y dijo que el cónsul continúa en contacto con él. «A ver si entre todos logramos ayudar a las niñas», insistió una y otra vez.

Por otro lado, ahora que los dos policías -pertenecen a la llamada facción militar de la policía brasileña- están en la cárcel falta ver cómo evoluciona la investigación. Distintas fuentes apuntaban este viernes a que el principal móvil de la muerte violenta de Marcio parece pasional. Lo cuenta la propia familia: «Según nos dijeron, la joven que iba con Marcio cuando lo mataron tuvo una relación con alguno de los policías, y que esto fue lo que hizo que le tiroteasen», indican. Aún así, las fuentes oficiales apuntan a que falta por esclarecer el móvil.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Que ayuden a sus hijas», pide la familia del tiroteado en Brasil