Galería de emigrantes | Bautista y Pedro, de Dumbría a Buenos Aires

Nueva crónica de Luis Lamela


Bautista Lago (en la imagen, de la revista Alborada) fue originario de Buxán (Dumbría), y trabajó de jornalero en su lugar natal. Cuando emigró para la Argentina tenía 24 años y estaba soltero. Embarcó en A Coruña en el vapor Oriana y arribó a Buenos Aires el 1 de octubre de 1911. 

Esta breve referencia de Bautista es la literatura de los hechos reales, con datos constatables, rigurosos y ciertos.

Pero todo lo que podamos ampliar en esta breve reseña, por las carencias de información existentes sobre su vida en la diáspora argentina, tendríamos que adornarlo con ficción, con las sombras invisibles que se ciernen del todo sobre su vida.

Y nada sabemos de sí pudo encontrar su sitio en tierras australes después de recorrer un largo camino, seguramente con sus piedras.

Por eso espero que la imagen que se aporta con esta entrega de Galería de emigrantes, sustituya o complemente la falta de memoria documental de un individuo nacido en una aldea del interior de la Costa da Morte, del que tenemos un rostro, pero no una voz.

Otro tanto nos pasa con Pedro Díaz Sendón, nacido el 28 de diciembre de 1886 en Anseán-Buxantes (Dumbría), hijo de Dominga Díaz Sendón.

Pedro emigró soltero y con 17 años, y la profesión de labrador, también para la República Argentina. Llegó en el vapor Orissa a Buenos Aires el 27 de agosto de 1904, después de embarcar en A Coruña.

Y al parecer no le fue nada mal en el país de destino: se casó, pero no tuvo hijos. Pedro Díaz Sendón falleció en la década de 1940. En su caso, ni la voz ni su imagen hemos localizado.

Votación
1 votos
Comentarios

Galería de emigrantes | Bautista y Pedro, de Dumbría a Buenos Aires