María López Caamaño, de Redonda, en Corcubión, a tierras bonaerenses ya con 33 años

En su juventud fue vendedora de pescado por las aldeaas de la zona

Vista de una parte de la parroquia de Redonda
Vista de una parte de la parroquia de Redonda

María López Caamaño, María de Redonda, nació en la parroquia de Redonda-Corcubión el 6 de diciembre de 1916, hija de Inocencia Caamaño Lago y de Pedro López Olveira, da Ligera, originario de Fisterra. 

De joven, María vendió fruta por la zona, y en esa actividad conoció al que después fue su marido, Manuel Domínguez Toba, Manolo de Aurelia, nacido en Sardiñeiro el 11 de noviembre de 1911.

María y Manuel celebraron la boda en el año 1933 y residieron en Sardiñeiro. En 1936 se puso a vender pescado por las aldeas en tanto su esposo fue incorporado forzoso al ejército franquista. Años después de terminada la contienda bélica, en 1949 y en plena posguerra, Manuel Domínguez Toba emigró para la Argentina y al año siguiente le siguió su esposa, acompañada de sus tres hijos: Jesús, Manuel y José.

Con 33 años, María de Redonda embarcó en Vigo en el vapor Highland Brigade para llegar a tierras bonaerenses el 14 de marzo de 1950. Ya anteriormente, el padre de María, Pedro López Olveira, también había emigrado, en la década de 1930, para el país austral, falleciendo en Buenos Aires en 1936.

En la República Argentina, Manuel Domínguez se empleó de marinero en la empresa naviera Transportes Navales, con rutas a la Patagonia y a las islas Malvinas, en tanto María se dedicó a las labores de su casa atendiendo al esposo y a los hijos, y logrando construir una vivienda en Avellaneda, localidad en la que residieron. Con los años, en 1972 María de Redonda efectuó un viaje de placer a España para visitar a su madre. Y, Manuel, el esposo, falleció en Buenos Aires en 1977, con 65 años. Pasado el tiempo, en 1994 María hizo otro viaje más a España. Fue el último: falleció en Buenos Aires el 12 de julio de 2005, a los 88 años.

Votación
0 votos
Comentarios

María López Caamaño, de Redonda, en Corcubión, a tierras bonaerenses ya con 33 años