Luis Burela, hijo de emigrantes burelenses y héroe de la independencia argentina


viviero/la voz

En la Milonga de Jacinto Chiclana dice Borges “hay una cosa de la que nadie se arrepiente/ y esa cosa es haber sido valiente”. Luis Burela y Saavedra lo fue. Y por eso es un héroe nacional argentino. En honor a él, calles, una villa, edificios y bustos de Buenos Aires y otras ciudades llevan el nombre de Burela.

El coronel Luis Burela y Saavedra nació en Chicoana (Salta-Argentina) en 1775. Era hijo de Eduardo Burela y de Ramona Saavedra, una familia procedente de la feligresía de Santa María de Burela (Lugo) que llegó a la Argentina en el Virreinato cuando aún el país dependía de España. Los historiadores argentinos Gregorio Ramos Sosa y Nila Guerra sitúan su origen en Vilar y Vila do Medio. El cultivo de la agricultura y la ganadería en las fértiles tierras norteñas los convirtió en ricos hacendados rurales.

Luis fue alcalde de Salta en 1809 y al año siguiente apoyó, con su hermano Alejandro, la Revolución de Mayo que inició la independencia del país. Cuatro años después, cuando tenía 39 años y era un terrateniente dedicado a sus tierras, las tropas realistas españolas -que resistían en el noroeste- invadieron el país por el norte con la idea de tomar Buenos Aires y frenar la secesión.

“Con las que les quitaremos”

Los realistas precisaban medios y víveres y se apoderaban de animales y cosechas. Los pacíficos pobladores soportaron días de excesos e insolencias y fueron heridos en su orgullo. Y un domingo de 1814, después de misa, en el atrio de la iglesia, el hacendado alzó su voz: “Hay que levantarse contra esa canalla y defender nuestra tierra, nuestra gente y nuestra hacienda”, clamó. “¿Y con qué armas?” preguntaron los vecinos. “Con las que les quitaremos” respondió, firme y decidido, Luis Burela.

Llevaba en los genes la fuerza, la determinación y el coraje de los bureleses. Y, según narra Bernardo Frías en su Historia de la Independencia Argentina, tres horas después, Burela y sus vecinos cayeron sobre el pelotón español, lo desarmaron e hicieron prisioneros a sus miembros. Tras eso, ya no pudo mantenerse al margen y, a pesar de su holgada posición y al plácido entorno familiar, su patriótica decisión inició la Guerra Gaucha, la lucha de milicias y guerrillas llevada a cabo en el noroeste contra los ejércitos realistas durante la Guerra de Independencia Argentina. Una guerra que luego condujo el general Güemes y que culminó en 1816 con la plena independencia del país en el Congreso de Tucumán.

Güemes valoró el éxito de las guerrillas y nombró a Burela coronel. En 1827 se retiró a su finca de Chicoana para dedicarse a las tareas rurales y allí murió en 1834. Años después, en 1873, el historiador Manuel Otero presentó ante el Comandante General de la Armas de la Nación un Informe sobre sus servicios en la Guerra Gaucha. Y desde entonces, en su honor, calles, colegios y hasta un pueblo argentino se llaman Burela.

La calle Burela de Buenos Aires y muchos estudios y honores

En Buenos Aires, la calle Burela se sitúa en el exclusivo barrio de Villa Urquiza que linda con los no menos elitistas de Belgrano, Vicente López y Núñez, donde se ubica la cancha del River Plate C. F.. Va desde la avenida Crisólogo Larralde a la de Emilio Civit, paralela a las calles Beethoven y Altolaguirre. Y está cerca de lugares tan emblemáticos como la Avenida General Paz, el Centro Cultural 25 de mayo, la Escuela Mecánica de la Armada, la temible ESMA de la Dictadura, hoy Museo de la Memoria Histórica.

Burela es también el nombre de una céntrica arteria de Salta, de una escuela pública en Chicoana, el lugar donde nació el coronel, y de una localidad de Anta (Salta) dependiente del municipio de General Pizarro. De ese pueblo, que tiene hoy 1.070 habitantes y 263 viviendas, es el músico Delfor Coto Frías, componente del famoso grupo Los Chalchaleros que se formó en Anta.

En Chicoana, localidad natal de Luis Burela, se celebraron en 2014 los actos del Bicentenario del inicio de la Guerra Gaucha bajo la denominación Bicentenario de la Gesta del Coronel Luis Burela y Saavedra. El Senado de la Nación los declaró de Interés Nacional y se celebraron actividades culturales, sociales y deportivas todo el año que culminaron al año siguiente con la inauguración de un busto con su figura elaborado por un famoso escultor argentino.

La vida y la obra de Luis Burela está recogida en numerosos estudios y trabajos. Entre otros, el Diccionario histórico-biográfico de Salta, de Miguel Solá; Los gauchos de Güemes, de Sara Emilia Mata; Luis Burela, del historiador salteño Rafael P. Sosa o el libro de igual título de Vicente Torino; La guerra de la independencia en el norte del Virreinato del Río de la Plata, de Alberto Cajal; Hechos de la vida del coronel Luis Burela y Saavedra de Apolo N. Prémoli López; Movilización rural y liderazgos. Salta en la Guerra de la Independencia, de la profesora Sara E. Mata, de la Universidad Nacional de Rosario; y otros muchos.

Quedan descendientes de una familia influyente y hacendada con un decisivo papel en la guerra gaucha

Luis Burela y Saavedra nació el 24 de agosto de 1775 en Chicoana (Salta). Su padre fue José Eduardo Burela y Aguirre y su madre, Ramona Saavedra y Torres. Tuvo como hermanos a Alejandro, Nicasio y Severo y se casó en Salta en 1816 con Teresa Gauna y Bárcena, hija de Manuela Bárcena y Calixto Gauna que había sido alcalde salteño y un ardiente defensor de la independencia argentina. Tuvo dos hijas: Manuela y Micaela.

Según documentos que obran en el Archivo Histórico de Salta, la familia Burela llegó a la región en el siglo XVIII con el Ejército y se afincó en Chicoana, pueblo que hoy lidera una de las mejores áreas agrícolas del país con el maíz, el poroto y la soja como referentes, además del ganado vacuno. Eran dueños de vastas extensiones dedicadas a cultivos agrarios y de animales que vendían para consumo humano y trabajos mineros. Hoy quedan descendientes de esta familia en Chicoana, como Félix Ramón Matos Burela que, a sus 93 años recibió en 2015 la distinción Medalla de Defensa de Salta que le concedió la Comisión del Bicentenario de la Guerra Gaucha.

Lo trascendente de Luis Burela en esa guerra fue que inició la creación y actuación de unas guerrillas decisivas para la derrota de los realistas. La Municipalidad destaca que “en él y en Güemes se plasma la reacción de la vieja estirpe criolla española, descendiente de los primeros pobladores pero ya fruto de estas tierras americanas, absolutamente asimilada al suelo nativo ante un gobierno y una dirección política excluyente del español metropolitano que pretendía administrar, soberbio y despectivo, el suelo extraño a su nacimiento”.

 martinfvizoso@gmail.com

Votación
5 votos
Comentarios

Luis Burela, hijo de emigrantes burelenses y héroe de la independencia argentina