Los nombres propios de la emigración: Velay Castro de Fisterra


Fernando, Jesús, José (a) Pichi; Manuel, María Socorro y Pedro Velay Castro nacieron todos en Fisterra. Con 14, 12, 7, 10, 1 y 4 años de edad, respectivamente, emigraron para la Argentina con sus padres desde el puerto de Vigo en el vapor Monte Ayala, y arribaron a Buenos Aires el 27 de agosto de 1948. El primer trabajo de José, Pichi, fue en una carnicería en la que estuvo 20 años. Y, después, junto con dos de sus hermanos instaló una fábrica de maletas y bolsos de cuero y llegó a tener 60 empleados a su cargo, muchos clientes y buenas ventas. No obstante, también llegaron los malos tiempos y se vieron obligados a cerrar y comenzar de nuevo, apostando otra vez por el futuro económico. En marzo de 1999 aparece una publicidad del Bazar El Hispano SRL, propiedad de Jesús Velay (el de la imagen), año en el que falleció poco después de regresar a Buenos Aires una vez que visitó Fisterra acompañado de sus hijos Jesús, Pichi, María y el yerno, Juan de Genoveva. Fisterrán hasta la médula, Jesús Velay había vivido «permanentemente hablando de su tierra y de sus historias de juventud; amigo entrañable y noble con sus amigos», y con su muerte dejó un gran vacío en las filas de los fisterráns residentes en Argentina.

Sociedad Finisterre

Durante más de 50 años formó parte de la Sociedad Finisterre en América y también de la Agrupación Fisterra Unida, de Avellaneda. De su hermano Manuel conocemos que se casó con Ana Iorio y residió en Lomas de Zamora. Estuvo asociado igualmente a la Sociedad Finisterre, como la mayor parte de los emigrados fisterráns en el país del Plata.

Por Luis Lamela CIUDADANA
Votación
1 votos
Comentarios

Los nombres propios de la emigración: Velay Castro de Fisterra