Una madre y siete hijos, a la Argentina

Chapu Toba, un descendiente
Chapu Toba, un descendiente

Dolores Leis Piñeiro nació en Corcubión en 1863, hija de Francisco Leis y Josefa Piñeiro. Dolores se casó con Manuel Toba Louro, un labrador natural y vecino de Moraime, en Muxía, con el que tuvo siete hijos, el último, un niño nacido el 13 de junio de 1903 y al que bautizaron con el nombre de José María, cuando la madre se acercaba a los 40 años y el matrimonio residía en la aldea de Salto, en Vimianzo.

No obstante, algún tiempo después Dolores quedó viuda al fallecer su esposo en un desgraciado accidente cuando ayudaba con trabajos de albañilería a un vecino. Y, desamparada, Dolores buscó la protección de su madre, que también estaba viuda y residía en Corcubión, trasladándose con sus hijos a la villa de San Marcos.

La situación económica de la familia era precaria, motivando que Dolores fuese enviando a sus hijos de forma paulatina para la Argentina: Bautista, Ángel, Francisco, Antonio, Manuel y Dolores (hija) emigraron y finalmente fue la madre, con el hijo más pequeño, José María Toba Leis con tan solo 7 años, la que cogió la última maleta para unirse todos en la Argentina, acompañada también por unos hermanos.

Con 44 años, y como única profesión las ocupaciones propias de su sexo -criar a los hijos-, Dolores Leis Piñeiro arribó a la Argentina el 28 de noviembre de 1910 en el vapor Cap Ortegal, después de embarcar en el puerto de A Coruña.

Y, allí, en las tierras australes los hijos mayores se encargaron de hacer de padres y mantener a los demás miembros de la familia, hasta que ellos se pudieron enfrentar a la vida y salir adelante.

Precisamente, un nieto de José María Toba, el benjamín de los hijos de Dolores Leis, llamado Chapu Toba, residente en la ciudad de Corrientes (Argentina) y dedicado al mundo del cine (el de la imagen), visitó en la primavera del pasado año, 2018, las tierras de la Costa da Morte, la geografía de su abuelo y bisabuela: Corcubión, Moraime-Muxía, Salto-Vimianzo...

Lugares en los que se habían fundado la identidad de sus antepasados.

Votación
0 votos
Comentarios

Una madre y siete hijos, a la Argentina

Este proyecto ha sido cofinanciado por