¿Por qué Los Suaves suenan tanto en Panamá?

Janet es una ciudadana del mundo. Sus padres son de la parroquia de Albarellos, en Boborás, pero ella nació en México D.F. Lleva desde los 12 años en Panamá, pero cada verano visita la tierra de sus progenitores. Además, su marido es gallego, también hijo de emigrantes


A los panameños les encanta la música de origen gallego. «La de No puedo dejar el rock, de Los Suaves, no la conocían y ahora es de las que más les gustan. Turnedo, de Iván Ferreiro, también tiene mucho éxito, al igual que O tren, de Andrés do Barro. Miña terra galega, de Siniestro Total, arrasó», comenta Janet Vázquez Estévez. Trabaja en Radio 10, una cadena conocida allí como La Casa del Rock. Entre otros programas, presenta un magazine en el que habla de moda, bienestar, salud... «El resto del tiempo lo dedico a la música y se me ocurrió seleccionar temas de artistas gallegos para comprobar cómo reaccionaba el público. Y la respuesta fue genial», comenta desde su domicilio de Santiago de Compostela, la ciudad en la que reside desde el pasado mes de julio. «Por culpa del coronavirus nos mandaron hacer los programas desde casa y preferimos venirnos para aquí. Como estaba embarazada decidí tener a mi primer hijo en Galicia. Vamos aplazando el regreso, pero es posible que a finales de este mes retornemos», comenta. Es decir, que los panameños escuchan un programa que contiene música gallega que se graba en Santiago en el domicilio de la presentadora, que es de origen gallego.

DE AQUÍ Y DE ALLÁ

Janet es una ciudadana del mundo. Sus padres son de la parroquia de Albarellos, en Boborás, Ourense, pero ella nació en México D.F. Lleva desde que tenía 12 años instalada en Panamá, pero cada verano visita la tierra de sus progenitores. Además, su marido es gallego, también hijo de emigrantes. «Galicia tiene algo que siempre te hace volver. No importa si eres primera, segunda o tercera generación, es algo que llevas en la sangre. Quien es gallego y ha salido sabe perfectamente lo que es la morriña, la vida del emigrante es muy agridulce. Como decía Facundo Cabral: «No soy de aquí, ni soy de allá», y aunque él no se refería a Galicia, me identifico. En Panamá me dicen gallega, y en Galicia, panameña», relata. Me habla de las medidas que se tomaron en el país del canal para frenar la pandemia, algunas de ellas sorprendentes. «Estuvo todo cerrado durante siete meses. Solo podíamos salir a pasear dos horas, los lunes, miércoles y viernes, las mujeres, y los martes, jueves y sábados, los hombres. Panamá tiene cuatro millones de habitantes y hubo días de 5.000 contagios. Parece que las cosas van mejor», asegura.

AMANTE DE LOS ANIMALES

Por el momento sigue haciendo radio desde Compostela. Además del citado magazine con música gallega, los miércoles presenta otro dedicado a las mascotas, ya que es una apasionada de los animales y se dedica a rescatar los que están abandonados. «El objetivo es crear conciencia sobre el rescatismo animal, la importancia de respetar a nuestros hermanos los animales y, por supuesto, a la naturaleza», explica. Por último, los viernes la propuesta que hace es cultural, con un programa que define como «un viaje musical e informativo que explora desde la música clásica hasta las melodías celtas o incas, por ejemplo, con datos, biografías, agenda cultural con los eventos del país, invitados y mucho más», relata ilusionada esta chica de aquí y de allá. Es posible que dentro de poco vuelva a cruzar el charco para instalarse en Panamá. Pero se lleva todas esas canciones de grupos y solistas gallegos que descubrieron los panameños que escuchan sus programas. Quién sabe si algún día invitarán a Iván Ferreiro, a Xoel o a Siniestro a tocar en Panamá. Ojalá. Pero tal y como están las cosas, parece más seguro quedarse en casa y escuchar la radio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Por qué Los Suaves suenan tanto en Panamá?