El gallego que creó un imperio del ron en Panamá


En un lugar de la costa del Pacífico de Panamá hay una hacienda que se llama San Isidro. Igual que el lugar de Bergondo, A Coruña, donde nació su fundador, José Varela Blanco. Es el inicio de la fascinante historia de este gallego abuelo de Juan Carlos Varela Rodríguez, que hasta hace nada fue presidente panameño. De hecho en el 2014 de lo primero que hizo al tomar posesión fue viajar a España y recorrer Bergondo y Betanzos «para conocer mis orígenes», dijo entonces el exmandatario, hermano de Luis, actual presidente de la compañía que elabora el ron que lidera el sector en su país. Ahora quieren crecer también en la tierra del fundador. «Ahora, por las circunstancias que todos sabemos, poco se puede hacer, pero en los dos primeros meses del año conseguimos un centenar de clientes por la provincia de A Coruña. El tema de que el ron El Abuelo tiene un origen gallego lo utilizo como argumento de venta y funciona porque es una historia muy bonita y curiosa», destaca José Vicente Gómez, que ejerce de embajador de la marca. Antes del confinamiento vino a verme y me dejó un folleto que recoge el siglo y pico de vida de la empresa.

UN IMPERIO DE 112 AÑOS

Otro dato curioso, me cuenta José Vicente, es que José Varela era tío de María Roberta Blanco Pariente, que precisamente falleció esta misma semana a punto de cumplir los 112 años, los mismos que tiene la hacienda San Isidro. Esta mujer que fue la gallega más longeva en Estados Unidos residía desde hace décadas en New Jersey, Estados Unidos. José, el gallego que creó un imperio del ron en Panamá, nació en Moruxo, no muy lejos del Pazo de Mariñán que en la actualidad pertenece a la Deputación da Coruña. Como tantos y tantos gallegos tomó la decisión de emigrar. Siendo un adolescente, en 1890 se fue a Buenos Aires y de ahí a Chile. Lo sitúan en Panamá cuando tenía 22 o 23 años y este país todavía era una provincia de Colombia.

Se casó con una panameña de origen español y, con la ayuda de su suegro, puso en marcha la hacienda matriz dedicada al cultivo de la caña de azúcar y bautizada con el nombre de la terriña de la que nunca se olvidó. «Hoy, casi un siglo después de que Don José inició operaciones en Pesé (la localidad donde está ubicada la firma), y siguiendo la misma tradición familiar, una tercera generación dirige Varela Hermanos S.A., la principal industria licorera de Panamá.

PASIÓN Y DEDICACIÓN

Con una sólida infraestructura basada en producción, pasión y dedicación de todo el personal colaborador nos preparamos para una mayor presencia en el mercado internacional como exportadores de rones finos y bebidas espirituosas...», destacan desde el otro lado del charco. En su país son líderes con diferencia. Casi podrían llenar el canal de ron. «Hace unos años hubo un intento de entrar con fuerza en el mercado español y en el gallego, pero no funcionó», recuerda José Vicente.

Producen más de 3 millones de botellas y están presentes en 40 países, incluidos varios europeos. Cuentan con ocho variedades de distintos añejamientos y elaboraciones. El más alto de gama es el Centuria, que lanzaron al mercado en el 2008 con motivo del primer siglo de vida de la empresa y cuyo precio no es apto para todos los bolsillos. Busco en Internet y ronda los 200 euros la unidad. «Tienen mucha fama los rones envejecidos en barricas de Jerez, Oporto o Coñac», apunta el embajador de la marca. Si alguna vez tienen una botella en las manos piensen que El Abuelo era gallego de pura cepa.

Por Pablo Portabales PERIODISTA
Votación
0 votos
Comentarios

El gallego que creó un imperio del ron en Panamá