La larga lista de dumbrieses que pusieron rumbo a las Américas


En las localidades de Fisterra y Vimianzo existen sendos y relevantes conjuntos escultóricos en homenaje a sus emigrantes, nada que ver con el sencillo panel colocado en la plazuela del concello de Dumbría, que, en un fondo blanco figura un texto haciendo referencia a los emigrantes de este último municipio. Expatriados como Josefa Arán, que nació en Salgueiros y marchó para la Argentina con 25 años, soltera. Embarcó en A Coruña en el vapor Avon y llegó a Buenos Aires el 20 de octubre de 1923. O el caso de Francisco Arias, natural del municipio de Dumbría, que emigró también para la Argentina con 21 años, soltero y con la profesión de agricultor. Francisco embarcó en A Coruña en el mismo vapor Avon y arribó a Buenos Aires en la misma fecha que la anterior, en 1923. O, José Bermúdez, que fue socio de la ABC del Partido Judicial de Corcubión desde mediados de 1925. Y también Faustino Busto, oriundo de Berdeogas, emigrante en la Argentina en donde falleció a principios de 1925. A su muerte, la sociedad ABC del Partido de Corcubión acordó enviar un subsidio de 125 pesetas en beneficio de sus huérfanos residentes en su aldea de origen. Lo mismo que Manuel Canosa Lema, que nació en San Martín de Olveira en 1877, hijo de José Canosa Rodríguez y Josefa Lema López. Manuel se casó con 30 años en Santa Baia de Dumbría con Manuela Fernández Calo y después emigró a Cuba y allí volvió a casarse y dejó dos hijos. O, el caso de Domingo Cerviño, que en noviembre de 1929 ejercía de miembro directivo de la ABC del Partido de Corcubión. O, Escolástica Cives, nacida en el concello de Dumbría que emigró soltera y con 25 años para la Argentina. Embarcó en A Coruña en el vapor Gelria y arribó a Buenos Aires el 9 de diciembre de 1927. Y lo mismo que Manuel Conde, que emigró también para la Argentina, casándose allí el 18 de junio de 1927 con Asunción Nieto. Idéntico que Josefa Fernández Codesos, nacida en Santa Olalla de Dumbría, hija de Juan y Ana, que emigró a Uruguay y se casó con Antonio Beamud, fallecido en 1780, y después en segundas nupcias, también en 1780, con Pedro Arredondo -o Redondo- Rodríguez, también gallego. O el caso de Clara González Pérez -o Clara Martínez-, nacida en Dumbría, hija de Antonio y María, que emigró para Uruguay y se casó en Montevideo en 1777 con Pedro Antonio Inchausti. O, José García (arriba imagen, de su boda, publicada en la revista Alborada), nacido en Dumbría y emigrado a la Argentina en fecha que desconocemos (quizás en la segunda o tercera década del siglo XX), y se casó en Buenos Aires en 1927 con Carmen Fernández, oriunda de la provincia de Lugo... En fin, una sangría continua... que no cesa.

Votación
0 votos
Comentarios

La larga lista de dumbrieses que pusieron rumbo a las Américas