Abanca quiere ser la referencia de las nuevas generaciones de inmigrantes gallegos

Potenciará la relación histórica que la entidad mantiene con Latinoamérica, con los hijos y nietos de los que emigraron


Nueva york / e. La voz

Abanca continúa con la expansión de su negocio en el mundo con un objetivo: ser la banca de referencia de las segundas y terceras generaciones de inmigrantes gallegos, leoneses, asturianos y vascos que cruzaron el Atlántico.

«Son gente de emprendimiento y queremos apoyarles», explicó Francisco Botas, consejero delegado de Abanca, en un encuentro con los medios celebrado en Nueva York. La fuerza de la inmigración es uno de los motivos que llevó a la entidad gallega a abrir una oficina en Miami (Florida) el pasado mes de febrero. Todo un logro porque se convirtió en la primera entidad en conseguir una licencia de operación en Estados Unidos en una década.

La relación histórica de la entidad con el continente americano, donde residen más de un millón de personas de origen gallego, pasa ahora de padres a hijos. «Esta evolución la vamos aprendiendo día a día. Es una de las partes más gratificante de nuestro negocio», puntualizó Botas.

La estrategia internacional de Abanca va más allá. La nueva oficina de Miami nació con el objetivo de ser una pista de aterrizaje para las empresas españolas en el continente americano. Desde allí, ofrecen financiación, apoyo operativo y cobertura para los empresarios que quieren dar el salto a México, Panamá, Venezuela y Brasil, donde el banco está presente. La entidad está presente en un total de 11 países.

Botas apuntó que el banco no tiene prevista una nueva adquisición, tras la compra de Deustche Bank en Portugal y el Banco Caixa Geral en el 2018. «Siempre estamos abiertos a negociar, pero no hay nada encima de la mesa a corto plazo», precisó Botas.

Abanca crecerá en España un 2,2 % este año y prevé cerrar con un 2 % los dos siguientes Respecto al futuro inmediato, Abanca acoge con prudencia los ecos de una posible recesión provocada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Y con el objetivo de transformar su negocio. Sus perspectivas son positivas. La entidad espera cerrar el 2019 con un crecimiento del 2,2 % en España, y en los próximos dos años, no bajar del 2 %. «Todo dependerá de lo que mimemos la economía», declaró Botas, quien pidió al futuro Gobierno que sea «sensible» al ritmo de los tiempos.

Su estrategia pasa por apostar por la transformación tecnológica, la sostenibilidad y el ahorro responsable. «Lo importante es tener una planificación razonable y sólida», apuntó Francisco Botas.

Por eso, Abanca se sumó el domingo en la sede de la ONU a los Principios de Banca Responsable. Sus principales acciones al respecto se centran en Galicia con iniciativas de apoyo al sector pesquero de bajura, el desarrollo de las zonas rurales y la apuesta por las energías renovables. «En el noroeste español tenemos más del 42 % de nuestra cuota de mercado. Nuestra implicación con Galicia es total», concluyó Botas. 

Una oportunidad

Otro de los objetivos es adaptar la banca comercial a las nuevas tecnologías para hacer frente a la entrada en el negocio de gigantes de otros sectores como Amazon o Apple. En este sentido, Botas consideró que más que una amenaza, supone una oportunidad para cambiar el modelo de negocio, pero siempre, con las necesidades del clientes en primer lugar. «Vivimos en un mundo tan rápido que tenemos que adaptarnos al cambio cada dos meses», concluyó el consejero delegado de Abanca.

Votación
0 votos
Comentarios

Abanca quiere ser la referencia de las nuevas generaciones de inmigrantes gallegos