«Tenía casa y un buen trabajo en Alemania, pero volví porque no quería perderme más momentos»

Pedro Carrera regresó a Galicia hace unos meses y prepara el lanzamiento de una plataforma de compra-venta de libros en Internet


redacción / la voz

«Tenía mi casa, mis muebles, y un sueldo que aquí era imposible». Y pese a todo eso, Pedro Carrera Hortas (Tui, 31 años) decidió dejar Alemania y volver a Galicia. «Trabajar fuera fue una experiencia que me cambió la vida, pero yo veía que la gente que se quedaba cinco años ya no volvía, y yo quería volver», explica. «Tengo familia y amigos, y pierdes muchos momentos, la amiga que se queda embarazada y tú no estás... Yo no quería perderme más momentos». Así que dejó su trabajo y decidió regresar.

Llegó a finales del año pasado, semanas antes de que la pandemia comenzase a golpear Europa. Dejaba atrás cinco años en el extranjero. «Estudié Filología Hispánica en Vigo, soy de la última generación de filólogos de la Universidad de Vigo antes de que se convirtiese en grado -apunta-. Después estuve en Portugal año y medio enseñando español y después me fui a Alemania». Sus estudios y su pasión por los libros le abrieron las puertas a trabajar en la filial de Amazon AbeBooks, «un marketplace de libros» en el que se encargaba del márketing digital y del análisis de datos. Allí comenzó con una beca de seis meses y acabó consiguiendo que abriesen para él una plaza indefinida.

Ese fue el trabajo que dejó para regresar a Galicia. «Dejé todo y me vine aquí con la idea de montar un negocio de márketing digital, sobre todo para pymes, pero tampoco tenía una idea muy clara. Sí que sabía que quería, a ser posible, seguir en el negocio de los libros. Me pasé bastante tiempo dándole vueltas y buscando opciones, pensando si montar mi propio marketplace o asociarme con alguno», dice. En ese tiempo solicitó una ayuda dentro de los programas que convoca la Secretaría Xeral de Emigración de la Xunta para apoyar el retorno de los gallegos en el exterior. Se la concedieron: «Lo que me ayudó fue sobre todo a ganar tiempo, porque las únicas posibilidades que veía era irme a Madrid o a Barcelona o al extranjero otra vez, y yo quería quedarme aquí».

Finalmente, la oportunidad llegó. En su búsqueda, Pedro Carrera encontró Biblio, una empresa estadounidense que se dedica a la venta de libros y que, además, «es una empresa social, con varios objetivos, no solo el de ganar dinero, sino también ayudar al medio ambiente, crear comunidad y ayudar a los libreros». Consiguió hablar con su director ejecutivo y le propuso montar una delegación europea: «Así que desde hace unos meses estoy trabajando en eso, con la idea de montar la filial en Europa, para servir en español, en portugués, en francés, en alemán».

Ese es el proyecto en el que Carrera trabaja ahora mismo, con la idea, además, de «que esta plataforma pueda ayudar a los pequeños libreros a sobrevivir, que sea una herramienta para ellos, no una competencia». Se trata, explica, de «una plataforma en la que ellos se dan de alta y ponen a la venta sus libros. Nosotros no tenemos ningún libro, no vendemos nada, somos un intermediario». El objetivo es que el proyecto pueda lanzarse la próxima primavera y dar a un mundo tan poco digitalizado como el de los pequeños libreros «una salida del siglo XXI», apunta.

Votación
0 votos
Comentarios

«Tenía casa y un buen trabajo en Alemania, pero volví porque no quería perderme más momentos»