En Kenia cantan en gallego al ritmo de David Álvarez

Niños con necesidades especiales emocionan a las redes con la canción de «A Fala do Manuel»


Con tan solo 20 años, David Álvarez Caneda es todo un ejemplo a seguir. El joven natural de Vilagarcía, compagina sus estudios de Educación Primaria con una carrera musical. Ahora, Kenia es su nuevo destino. Más concretamente Kitengela, un pueblo a 40 kilómetros de Nairobi, la capital. En el país africano participa en un proyecto específico llamado Dyslexia Organisation, el cual encontró a través de AIESEC. Una organización de menores de 30 años de voluntariado, y prácticas, internacionales.

Es en la Rare Gem Talent School donde David desempeña su labor de ayuda: enseña y colabora en la organización del centro. Un colegio donde los alumnos presentan diferentes dificultades, las cuales varían desde la dislexia hasta el Síndrome de Down, pasando por parálisis cerebrales. Unas enfermedades que, en el país africano, son consideradas como raras o, incluso, no aceptadas. «Aquí en Kenia la formación de los maestros y maestras no es específica para trabajar con este alumnado. Tal es, que el libro del profesor aquí es lo que en España sería el libro de texto del alumnado. También las metodologías que aquí se aplican no ayudan al proceso de enseñanza-aprendizaje de estos niños. Cuentan con una terapeuta una vez por semana que sería la "experta" que les marca algunas directrices a los maestros y maestras de que como adaptar y trabajar con el alumnado con mayores necesidades», explica David.

Allí, el joven músico siente la pasión de poder enseñar lo que de verdad le mueve. La música. Cada mañana, imparte clases de diversas materias: matemáticas, sociales o inglés. Sin embargo, siempre dispone de un momento para lo artístico. Creative Lessons. En esta, cada semana no solo realiza diferentes actividades musicales, sino que, además, prepara una o dos canciones con sus alumnos. Una de esas clases, ha emocionado a las redes.

David aprovechó que el suajili (la lengua de Kenia) presenta los mismos sonidos fonéticos que el gallego para enseñarles una canción de su tierra. «A Fala do Manuel», del grupo Carapaus, fue la elegida. Un tema que, para David, significa mucho. La defensa del gallego. Pero su elección iba más allá: «Les transmití que tenían que defender sus lenguas, sean tribales o la lengua nacional, el suajili. Es la gente joven la que hará perdurar que las lenguas estén vivas, que la cultura y patrimonio no se pierda». Quince minutos necesitó para enseñársela. Un hecho que, reconoce, fue espectacular.

Para el gallego, el poder estar en el país africano ha supuesto mucho. Además del choque cultural, afirma haber podido romper algún falso estereotipo. Reconoce estar aprendiendo no solo de los profesores con los que trabaja, sino también de los niños de la escuela. Sobre ello, ha recalcado que allí «todos saben hablar lengua de signos. Ya me gustaría que en todos los colegios de España se hiciera lo mismo. La justificación y lección que me dieron fue que una persona que no puede comunicarse oralmente no tiene que ser marginada».

Hace dos semanas volaba hacia Kenia. Una de las experiencias más importantes en su vida. Su formación finaliza el próximo 9 de agosto. Un pedazo de David, se quedará en Kitengela.

Votación
12 votos
Comentarios

En Kenia cantan en gallego al ritmo de David Álvarez