Uno de cada tres electores de Trabada, Mondoñedo o Lourenzá es emigrante

De 68.248 electores de A Mariña el próximo 12-J, 10.041 residen en el extranjero

Los gallegos están llamados a las urnas el próximo 12 de julio
Los gallegos están llamados a las urnas el próximo 12 de julio

El censo electoral de los 15 concellos de A Mariña para las elecciones autonómicas gallegas del próximo 12 de julio es de 68.248 personas. De ellas, 10.041 residen en el extranjero, un 15%.

Del análisis del Censo de Españoles Residentes Ausentes (CERA), destaca que uno de cada tres electores de cinco concellos del interior de A Mariña -Lourenzá, Mondoñedo, Ourol, A Pontenova y Trabada- son emigrantes, personas que viven y votan en países del extranjero. Sobresale, en este sentido, Ourol con 550 electores en el exterior (el 37.9%) de un censo municipal de 1.451, o Mondoñedo donde residen fuera 1.380 posibles votantes (el 30,9%) de los 4.465 del censo. Los electores avecindados en el extranjero suponen el 29,2% del censo de Lourenzá (732, de 2.510 electores), el 24,3% en Trabada (326 y 1.343) o el 23,3% en A Pontenova (598 y 2.563).

En estos cinco concellos, el peso del voto emigrante es casi del 30%. En ellos, los electores del exterior suman 3.586 de un censo de 12.332. Por el contrario, donde la influencia del voto exterior es menor son Burela (114 electores, el 1,5% de un censo de 7.225) o Foz (783, el 8,7%, de 8.950).

Por debajo de la media del voto exterior de A Mariña (15%) figuran, con el 10%, Cervo (425 fuera y 4.100 de censo), O Valadouro (197 y 1.885) y O Vicedo (412 y 1.896). Xove tiene 3.078 electores, 357 fuera (11,5%); Viveiro 14.460, 1.928 establecidos en otros países (el 13%); Barreiros, 2.956, 412 en el extranjero (14%); y Ribadeo, 9.438 electores totales, de los que 1.414 están en otros países (15%). Alfoz tiene 1.928 electores y 413 viven en el exterior (21%).

Tres concellos aportan casi la mitad de los 10.041 electores residentes ausentes de A Mariña. Son los de Viveiro (1.928), Ribadeo (1.414) y Mondoñedo (1.380).

En la provincia, en las elecciones del 12-J serán 342.969 los lucenses con derecho al voto. De ellos, 67.605 (el 20%), residen en el extranjero. Sólo en Ourense tiene el voto emigrante un peso porcentual superior, pues de sus 359.226 electores, 101.400 (el 28%) viven fuera de España. En número, en cambio, el voto emigrante en Lugo y Ourense es inferior al de A Coruña (160.094 personas) y Pontevedra (134.064). En Galicia, el voto exterior alcanza la cifra de 463.163 personas, el 17% de los 2,6 millones de electores del censo de la comunidad.

31.752 lucenses votan en Argentina, 203 en Australia y 1 en Botswana

El 86% (58.633) de los 67.605 electores de Lugo en el exterior residen en América. La mayoría se concentra en cinco países: Argentina (31.752), Cuba (14.403), Venezuela (2.923), Uruguay (2.769) y Estados Unidos (2.435). El resto está en Brasil (1.848), México (919), Chile (326) Dominicana (242), Honduras (193), Canadá (183), Colombia (179), Panamá (145), Ecuador (71), Costa Rica (60), Perú (66), Paraguay (34), Guatemala (33), Bolivia (28), Nicaragua (11), El Salvador (8), Bahamas (3) y Haití (2).

Europa, segundo continente

Según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE), el segundo continente en aportación significativa al censo de Lugo es Europa con 8.602 votantes: Suiza (2.738), Francia (2.320), Reino Unido (1.296), Alemania (807), Bélgica (511), Países Bajos (221), Portugal (109) e Italia (108) aportan el grueso. Mientras que Liechtenstein, Lituania, Mónaco o Rumania sólo tienen un votante lucense y otros como Bulgaria, Eslovenia, Hungría y Eslovaquia tienen 2.

En Asia hay 113 electores de Lugo: 29 en Filipinas, 19 en Emiratos Árabes, 18 en China, 8 en Singapur, 7 en Japón, 5 en Arabia Saudí, 4 en Vietnam, 3 en Irán, Malasia y Pakistán, 2 en India, Qatar y Líbano y 1 en Bangladesh, Camboya, Indonesia, Israel, Corea, Tailandia y Skri Lanka.

Los lucenses en Africa son 49: 9 en Marruecos, 8 en Sudáfrica, 6 en Mozambique, 5 en Angola, 4 en Argelia, 3 en Guinea Ecuatorial, 2 en Egipto, Ghana, Mauricio y Namibia y 1 en Congo, Madagascar, Libia, Kenia, Guinea-Bissau y Botswana.

En Oceanía hay 208 electores de Lugo: 203 en Australia y 5 en Nueva Zelanda.

El voto rogado, un artículo de «Clarín» y las dificultades añadidas

En 2011, PP y PSOE pactaron una reforma de la Ley Orgánica del Regimen Electoral General (LOREG) que obligaba a los emigrantes a solicitar de forma expresa el voto para poder ejercer su derecho al voto. Así comenzó el llamado Voto Rogado.

La enmienda pretendía acabar con problemas y fraudes del sistema anterior que llegaron a su cima en las elecciones autonómicas de 2005 cuando el bipartito PSOE-BNG desalojó a Fraga de la Xunta gracias al voto emigrante. El diario argentino Clarín publicó entonces, en junio, el artículo «Ayuda secreta de la Casa Rosada. El triunfo de los socialistas en Galicia» que denunciaba las irregularidades habidas en favor de un PSOE que utilizara técnicas y artes que antes empleara Fraga... Decía que, con la colaboración de Kirchner, el PSOE montara un dispositivo en el que sus agentes organizaban comidas para pedir a los emigrantes sus pasaportes y solicitar el voto por ellos, trasegar votos, pagar por sufragios, etc. Eso fue el rien va plus… Y no les quedó más remedio a PP y PSOE que pactar el fin de esas prácticas, modificar la LOREG y, de paso, prohibir el voto en municipales a los censados en el extranjero.

La reforma mejoró algo una situación que, hasta 2005, 2008 o 2009, era escandalosa, vergonzosa y antidemocrática. Pero, a cambio, provocó otros problemas como retrasos en la llegada de documentación y del voto, plazos ajustados, dificultades para acudir a los consulados a «rogar» el voto, etc. Todo eso provocó que lo que buscaba acabar con el fraude terminase, en la práctica, generando un gran descenso de la participación. En los últimos ocho años de voto rogado, el censo no paró de aumentar y la participación no cesó de bajar. En 2008 (aún con el anterior sistema), hubo 383.016 votantes de 1.202.433 inscritos en el Censo Español de Residentes Ausentes (CERA). Y en 2011 (con el voto rogado) el censo fue de 1,5 millones mientras los votos apenas 73.000…

Ahora, el voto emigrante se enfrenta a una dificultad más: el Covid 19. El virus tiene hoy su gran fuerza en América y puede disuadir de acudir a las urnas. Gran parte de los 463.163 gallegos residentes en el exterior viven en países de Sudamérica que, a causa de la pandemia, tienen sus servicios postales suspendidos o bajo mínimos. Así que si eran pocas las dificultades, llegó la abuela…

martinfvizoso@gmail.com

Votación
0 votos
Comentarios

Uno de cada tres electores de Trabada, Mondoñedo o Lourenzá es emigrante