Un programa para conocer y sentir las raíces

ACTUALIDAD

Luis Lópes, con camiseta amarilla, con origenes en Gondomar
Luis Lópes, con camiseta amarilla, con origenes en Gondomar

Nuevo verano, y nueva edición del programa Campos de Voluntariado. Más de 20 jóvenes de descendencia gallega se han reunido en Portomarín

28 ago 2019 . Actualizado a las 19:47 h.

Mejorar el conocimiento sobre la historia, la cultura y la realidad de su tierra, o de la de sus padres. Acercar la historia de sus raíces a aquellos que viven en el exterior. El objetivo del programa Campos de Voluntariado del presente año está claro. En él toman parte más de una veintena de jóvenes, procedentes de Argentina, Brasil, Cuba, Uruguay y Venezuela. Congregados en el castro de Portomarín, durante ocho días han realizado «actividades de colaboración desinteresada y voluntaria en trabajos diversos», explicaba el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodíguez Miranda. Unas actividades realizadas en un marco de puesta de valor del propio castro, donde ejecutan visitas teatralizadas. Con estas, buscan potenciar el conocimiento del lugar entre todo aquel que hace una parada en el municipio lucense.

No obstante, las actividades propuestas fueron más allá. Visitar lugares con peso histórico de la comunidad, propuestas naúticas y deportivas, de animación, acudir a diversos museos o, incluso, la creación de menús gastronómicos de los países en los que residen. Desde la muralla de Lugo, hasta la zona vieja de Santiago de Compostela, pasando por la Ribeira Sacra, los jóvenes disfrutaron del entorno gallego.

Durante la realización del programa, contaron con la visitia de Miranda. El secretario xeral da Emigración acudió al encuentro acompañado por la directora xeral de Xuventude, Cristina Pichel, y por el delegado territorial, José Manuel Balseiro. Todos ellos acudieron el pasado lunes hasta el castro de Castromaior. 

Hasta un centenar de jóvenes ya han formado parte de estos encuentros durante sus últimas ediciones. Unos jóvenes que han tenido la oportunidad de experimentar un contacto directo con Galicia, el lugar de origen de sus familias. Y es que muchos son los casos en los que la sienten como propia, sin haberla conocido. 

Xunta

De Gondomar a Río de Janeiro

«He tenido la oportunidad de conocer un poco más de la historia de Galicia, de lo que pasaba aquí hace muchos años. Vivir un poco de esa realidad». Luiz López tiene 24 años. Natural de Río de Janeiro, en sus venas corre sangre gallega. En los años 50, sus abuelos dejaron atrás Gondomar, y partieron hacia Brasil.