A ritmo de muiñeira en Canadá

Ana Abruñedo, una profesora sadense de intercambio en Ottawa, consiguió que sus alumnos bailasen gallego

A ritmo de muiñeira en Canadá Ana Abruñedo, una profesora sadense de intercambio en Ottawa, consiguió que sus alumnos bailasen gallego.

FERROL / LA VOZ

«One... two... three! Atrás, atrás, xuntos. Atrás, atrás, xuntos. Diante, detrás, xuntos». Con las indicaciones de Ana Abruñedo Fernández (Sada, 48 años), en una clase de primaria en la capital canadiense de Ottawa, un buen número de niños se movieron a ritmo de muiñeira y repitieron las palabras de la sadense. Ocurrió hace unos días en el colegio Dunning-Foubert, donde esta profesora del CEIP Plurilingüe O Mosteirón se encuentra realizando un curso de formación PIALE.

La raíz de este momento tan especial, que pasó con dos cursos diferentes, surgió de la presentación que Ana hizo al llegar, a través de un Power Point. En la pantalla plasmó de dónde venía, empezando a nivel estatal y acabando en su municipio. Y en el apartado de Galicia, explicó -en las diapositivas está escrito en inglés- que aquí «hay un tipo de música folk y baile particulares, relacionados con la cultura celta». Asimismo, les habló de la gaita y les mostró un vídeo en el que Carlos Núñez y The Chieftains interpretan la Muiñeira de Chantada. «A partir desta presentación, se os vía motivados, xa tiña pensado ensinarlles o baile galego, así que pedín un oco da clase de Educación Física», explica Ana a La Voz desde Canadá. «Sorprendeume que de forma espontánea comezaran a repetir o “atrás, atrás, xuntos”. Iso foi o que máis me emocionou. Ademais, creo que non lles vai esquecer na vida», valora la profesora, que baila desde pequeña. «E unha nena díxome: “Xa falo catro idiomas: inglés, francés, español e galego”», asegura.

A Ana Abruñedo le interesa que la gente de otros países sepa «que Galicia tamén é celta, non só Irlanda». «Aínda que realmente o fin da miña estancia en Ottawa é o contrario, empaparme do seu sistema educativo, creo que a aprendizaxe pode ser recíproca. Non podía estar alí sen ensinarlles a nosa cultura», expresa la profesora. Durante estas semanas de formación, la sadense observa cómo tratan el bilingüismo -inglés y francés- o las necesidades especiales. Eso sí, satisfecha de haber dejado una huella en forma de muiñeira.

Votación
18 votos
Comentarios

A ritmo de muiñeira en Canadá

Este proyecto ha sido cofinanciado por