Xosé Torres lleva la cocina gallega a Tokio

El cocinero, premiado con una estrella Michelín, ha exhibido algunos de los platos más tradicionales ante un centenar de profesionales.


El cocinero gallego Xosé Torres Cannas, premiado con una estrella Michelín, exhibió hoy en Tokio algunos de los platos más tradicionales de la gastronomía gallega y recetas propias más innovadoras ante un centenar de profesionales nipones.

Brandada de bacalao, crema de erizos con emulsión de manzana y vieiras lañadas con manzana y lima fueron algunos manjares que los expertos japoneses pudieron degustar tras tomar nota de los productos empleados en cada plato por el chef español. Torres, invitado por la Xunta de Galicia para promocionar los productos gallegos, especialmente el queso, el vino y las castañas, se mostró cercano y bromista con un público muy atento, que acudió a la demostración en un taller profesional de la conocida escuela de cocina tokiota «Meidi-ya».

«Para llegar a la gente un cocinero tiene que ser capaz de emocionar, de transmitir la emoción que él siente», aseguró a Efe el chef del restaurante Pepe Vieira Camiño da Serpe, en Poio (Pontevedra), con una estrella de la guía Michelín 2009.

Torres enseñó a los japoneses cómo cocinar una empanada de volandeiras, mejillones en escabeche de canela y menta y un suculento caldo gallego, todo ello expuesto en la conocida vajilla gallega de Sargadelos.

Los más golosos disfrutaron además de un surtido de postres en el que llamó especialmente la atención un flan líquido de castañas con frutos del bosque (frambuesas, grosellas o moras), junto a combinaciones como crema de tetilla con manzana y helado de queso con vainilla y canela.

Xosé Torres llegó hace unos días a la capital japonesa junto a su hermano Xoan Torres Cannas, presidente de la Asociación de Sommelier de Galicia, quien también explicó a los asistentes el origen y el proceso de elaboración del vino desde la recogida de la uva. Sobre la impresión que tiene de su primera visita a Japón, Xosé Torres dijo a Efe que le parece un lugar «estupendo» y se confesó sorprendido por pequeños detalles como los «decorados de los taxis» de Tokio, que comparó con el encaje de Camariñas.

Torres, que realizó el taller de hoy a pesar del dolor que tiene en un brazo y tras pasar la noche en un hospital, pudo charlar con profesionales nipones que conocen su trabajo, a los que invitó a repetir sus recetas una vez las publique en su página web.

Votación
0 votos

Xosé Torres lleva la cocina gallega a Tokio