Uruguay muestra el trabajo invisible y solidario de miles de emigrantes gallegos

El secretario xeral de Emigración inauguró la exposición «Manuel Aris, cinema na emigración»

La VozRedacción, 21 de noviembre de 2018. Actualizado a las 11:35 h. 0

Ampliar imagen

El secretario xeral da Emigración estuvo acompañado en el acto por familiares del cineasta Manuel Aris

0
0
0
0

«Me dijeron que yo nací el día veintiséis de septiembre de mil novecientos veinte en San Salvador de Poio (Pontevedra), a las once de la noche, en la aldea llamada Lourido, en la casa de mis abuelos apternos Manuel Torres Núñez y Ángela Castiñeira, que ya había fallecido; mi madre Jesusa Torres Castiñeira; mi padre José Aris Lois, de profesión marinero». Así comienza la exposición Manuel Aris, no cinema da emigración, que inauguró el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, en el Patronato da Cultura Galega de Montevideo.

A través de 14 paneles, la muestra, que toma su nombre del documental que recuerda la figura de quien fue considerado el principal cineasta de la emigración española, y muy especialmente la gallega, en Uruguay, revisa los diferentes aspectos del emigrante pontevedrés. El director Xan Leira recopiló durante varios meses los datos más personales y la trayectoria profesional de un poiense que, siendo tornero de oficio, hizo de su vocación, el cine, su mayor legado, y los completó con testigos del propio Aris y de algunas y algunos de sus familiares y amistades más allegadas. 

Acompañado por la hija del cineasta, Cecilia Aris, por el autor de la exhibición y por el delegado de la Xunta en el Uruguay, Alejandro López Dobarro, el titutar gallego de Emigración destacó «el trabajo, muchas veces invisible, de millares de gallegos que desde sus países de destino emplearon sus recursos personales y horas de sueño en ayudar a sus compatriotas de maneras que ahora nos cuesta imaginar».

Manuel Aris lo hizo a través de sus películas y de su popular y eterno programa de radio Por los caminos de España, «pero hay otros muchos gallegos anónimos que, a pesar de que nunca tendrán la posibilidad de figurar en una muestra ni en un documental, están presentes en cada pequeña historia que descubrimos cada día. Historias que, como la de este pontevedrés, marcaron la diferencia».

Un «cine de correspondencia» 

Miranda quiso aprovechar la ocasión para agradecer, a través de su hija, la labor impagable que realizó Aris de reflejar la realidad de la emigración gallega en Uruguay y, al mismo tiempo, preservar los lazos que unían a los millares de emigrantes gallegas y gallegos que se afincaron en el país a su Galicia natal a través de sus películas. De ellas aseguran los expertos que por sus caracteri?sticas formales y el pu?blico al que estaban dirigidas, se pueden definir como «un cine de correspondencia». Manuel transmiti?a de una orilla a otra del Atla?ntico un mensaje visual y emocional donde el emigrante del Río de la Plata podi?a ver su tierra, su paisaje e incluso su familia. Eso, pensado a mediados del siglo XX, era un feno?meno de comunicacio?n extraodinario para las personas que pensaban que nunca iban a vover o ver su tierra

 

Comentarios 0

Este proyecto ha sido cofinanciado por