Publicidad
Publicidad

El coleccionista de títulos

Dani Cancela lleva once campeonatos en Hong Kong con el Kitchee

redacción / la voz, 06 de febrero de 2017. Actualizado a las 11:00 h. 0

0
0
0
0

El tiempo ha demostrado que Galicia acudió a Hong Kong para rescatar el lugar que le correspondía en la historia del fútbol de la ex colonia británica al Kitchee. Casi medio siglo llevaba el club sin ganar la Liga y levantó de nuevo ese trofeo en el año 2011, solo unos meses después de la llegada de Roberto Losada y Dani Cancela. Logró el bicampeonato al año siguiente, ya con Yago González en nómina. Desde entonces, el Kitchee no ha hecho más que engrosar su palmarés.

Mucho ha cambiado en el fútbol hongkonés, todo aderezado con un baile de nombres importantes y una occidentalización creciente en su estilo de juego. Pero hay algo que permanece exactamente igual que hace siete años: Dani Cancela. El lateral es el auténtico acumulador de títulos en el fútbol de Hong Kong (que llegó a disponer de media docena de gallegos) en los últimos tiempos. Desde su llegada, Cancela ha ganado cuatro Ligas, tres FA Cups, tres League Cups y una Senior Shield, la copa más importante entre las que se disputan en la ex colonia británica.

Además, es el único gallego que continúa en activo desde la llegada de los primeros futbolistas galaicos al fútbol hongkonés en el 2010. El Chino Losada sigue formando parte del elenco técnico del Kitchee, al que se integró cuando colgó las botas. En Hong Kong aún queda otro jugador gallego, Diego Folgar, en el Southern District.

Dani Cancela pone en valor para La Voz de Galicia su última conquista: «Para todos nosotros, ganar la Shield era algo muy importante. Es el único título doméstico que nos faltaba, perdimos la final de hace dos años contra el mismo rival de esta vez, el Eastern, de manera muy injusta y esta era nuestra oportunidad de quitarnos la espina. Ganamos, y todo el mundo coincide en que merecidamente, y eso nos hace muy felices».«A nivel personal, cerrar el círculo y poder llevar a mis hijos de la mano en la celebración es algo que no voy a olvidar nunca», apunta.

El futbolista gallego es consciente de que ha logrado un hito histórico para el deporte en Hong Kong y hace balance: «Tengo treinta y cinco años y estoy muy orgulloso de todo lo que he conseguido. Cuando hace siete años mi mujer (María) y yo vinimos, casi recién casados y con solo dos maletas no podíamos ni imaginar todo lo que íbamos a vivir aquí».

También otea el horizonte y reflexiona: «¿Futuro? Cada año en verano cuando estamos de vacaciones decimos que es el último, y en octubre ya estamos pensando en quedarnos. Cada vez queda menos para regresar, por razones obvias, pero este verano obtendré la residencia permanente para mí y para mi familia, y es algo que a todos los niveles nos interesa. Ahora y en el futuro».

En este sentido, futbolísticamente se abre un nuevo horizonte. «Siendo local, tengo la posibilidad de obtener un mejor contrato. Me encuentro bien y sigo teniendo la misma ilusión o más por jugar y por entrenar cada día. Y mientras eso ocurra y mi familia no diga ‘hasta aquí, nos queremos volver’, seguiremos disfrutando de esta aventura», zanja.

Comentarios 0

Este proyecto ha sido cofinanciado por