Torre de Núñez avanza en su expansión internacional

INTERNACIONALIZACIÓN

ALBERTO LÓPEZ

La empresa lucense, líder en charcutería en el noroeste de España, aumentó su facturación por las exportaciones y su escaso vínculo con el canal Horeca

03 oct 2021 . Actualizado a las 23:55 h.

Hace tiempo que Torre de Núñez ha puesto el foco en el mercado internacional. La empresa lucense, líder en charcutería en el noroeste de España, prevé seguir aumentando su expansión fuera de nuestras fronteras, además de reforzar su posicionamiento como firma innovadora en el sector. Esos son los objetivos que se marca en un horizonte a corto plazo. Y es que, a pesar de la pandemia, su crecimiento continúa imparable: la empresa cuenta en plantilla con casi 120 trabajadores y en el 2020 experimentó un incremento de la facturación de casi el 12%, alcanzando la cifra de negocio de 30 millones de euros, gracias, en buena parte, al mercado internacional.

Fundada en 1966, Torre de Núñez está en la actualidad en manos de la segunda generación, con José Manuel Núñez, hijo de los fundadores, como director general. La elaboración y distribución de productos cárnicos, principalmente, jamones y chorizos, es la base de esta empresa familiar, que desde el 2012 cuenta con un departamento específico de exportación. De hecho, sus productos ya están presentes en las mesas de 27 países de todo el mundo, fundamentalmente, en la Unión Europea, Latinoamérica y Asia. Esto representa el 10% de su producción, un porcentaje que aspiran a ampliar debido a que el volumen de ventas crece de forma más elevada fuera de España.

La clave para conseguir esta mejora de las cifras de crecimiento está, según Chema Santos, director comercial, «en una venta basada en retail y tradicional. Tenemos pocos clientes de Horeca (hostelería y restauración), por lo tanto, no nos repercutió demasiado el cierre de hostelería y las ventas durante el confinamiento crecieron, sobre todo, en libre servicio».

Los principales países receptores de sus productos son Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica, Noruega y Suecia. Además, son clave Japón y Hong Kong en Asia; y Panamá, Guatemala, Cuba, Venezuela y México en América. En relación con su proceso de internacionalización, Mauro Lamela, export manager, comenta que trabajan para ampliar mercados y reforzar posiciones: «En Latinoamérica ponemos el foco en Colombia, Brasil o Chile, donde todavía no tenemos presencia. Y creemos que aún tenemos amplio margen de mejora en México, Francia, Reino Unido, Suiza y países nórdicos».

Alrededor del 50% de sus ventas son de jamones, de raza Duroc y reducidos en sal. No en vano, desde el 2013 cuentan en O Corgo con un nuevo secadero de jamones. Esta planta se suma a la sala de loncheado, también en O Corgo, y a la fábrica de Conturiz (Lugo), donde está la sede central. Pero no todo son jamones; cuentan con un amplio catálogo adaptado a los mercados (sin gluten, sin lactosa...) y según la consultora Nielsen, Torre de Núñez es líder en jamones, chorizos, lomos y pancetas.