Iberdrola empuja a Navantia al mercado galo

El astillero espera ganar a principios del próximo año el contrato para participar en el parque de Saint Brieuc


La Voz en Alemania

Alemania, Reino Unido y, si el viento es favorable, Francia. A principios del próximo año, Iberdrola adjudicará los contratos para la fabricación de los distintos componentes para el parque de eólica marina que está promoviendo en la Bretaña francesa, el de Saint Brieuc, que tendrá 496 megavatios de potencia, en cuya licitación participa la alianza formada por Navantia y la asturiana Windar Renovables. La dirección de los astilleros públicos y de la empresa avilesina aspiran a revalidar su posición como suministradores de las cimentaciones para ese recinto, después de haber logrado pedidos para fabricar 29 y 42 jackets -estructuras de acero que sustentan los aerogeneradores en la mar-, respectivamente, para los parques de Wikinger (Alemania) y East Anglia One (Reino Unido).

«Tenemos confianza, llevamos tiempo trabajando en ello y esperamos poder conseguir el contrato», ha asegurado la directora comercial de Navantia, Sofía Honrubia, en la ceremonia de inauguración oficial del parque Wikinger, celebrada ayer en el puerto alemán de Mukran, en donde Iberdrola tiene la base de operaciones del recinto off-shore. Explicó además que, aunque se esperaba la adjudicación para finales de este año, finalmente se prevé para el próximo ejercicio.

Aunque la máxima responsable de la dirección de Navantia no concretó las causas, detrás de la demora en la toma de estas decisiones se encuentra el cambio en el tipo de aerogenerador previsto para Saint Brieuc y, consecuentemente, en el diseño de las cimentaciones, lo que obligará a las empresas que concurren a las licitaciones, a actualizar las ofertas que presentaron en el verano.

No obstante, no solo en Francia tienen puesto el foco Navantia y Windar Renovables en el mercado de la eólica marina. «Tenemos oportunidades a corto, medio y largo plazo muy interesantes tanto para el astillero de Fene como para el de Puerto Real», subrayó Sofía Honrubia. Así, confirmó que participarán en el concurso que abrirá la eléctrica de origen vasco en Estados Unidos, en donde desplegará una inversión de 2.400 millones de euros para poner en marcha un recinto de eólica marina en la costa este del estado de Massachusetts. «El sector de la eólica marina está en expansión y oportunidades tenemos todas. Esperamos y confiamos en que haya nuevos pedidos», subrayó. Al mismo tiempo, admitió que el proyecto de Wikinger fue el que marcó el antes y el después para la empresa en este negocio. «La relación que hemos establecido con un socio tan importante como Windar ha sido crucial para el éxito del programa y seguimos trabajando en ello», indicó.

Proyecto pionero

El parque de Wikinger es el primero que promueve y opera en solitario Iberdrola, después de que desarrollase, en consorcio con la empresa Orsted, el británico West of Duddon Sands. El recinto eólico germano, a 40 kilómetros aguas adentro del puerto de Mukran -y a más de 300 de distancia de Berlín- ha implicado una inversión de 1.400 millones de euros. Para su materialización, Iberdrola ha requerido la participación de 2.000 trabajadores de compañías de 20 países. Entre ellas el astillero de Navantia Fene, que en alianza con la asturiana Windar Renovables, suministraron 29 de las gigantescas cimentaciones que sustentan los aerogeneradores en el mar. El contrato adjudicado a este tándem a finales del 2014 estuvo valorado en 90 millones de euros, aunque su relevancia fue mayor que su impacto económico, al suponer la entrada de los astilleros públicos en la eólica marina.

A la inauguración de Wikinger, celebrada en el puerto de Sassnitz, han acudido el director general de los Negocios (Business CEO) de Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles; el ministro de Energía, Infraestructura y Digitalización del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Christian Pegel, y el CEO de 50 Hertz, Boris Schucht, entre otros. El presidente de la eléctrica de origen vasco, Ignacio Galán, que no pudo asistir al evento por cuestiones de agenda, reseña que «Wikinger representa un paso más en nuestro compromiso con el suministro de electricidad limpia, eficiente y segura. Seguiremos impulsando con fuerza la tecnología eólica off-shore, que nos permite avanzar en la transición energética hacia una economía sostenible y baja en carbono». Además, incidió en que «este parque es un claro ejemplo de tecnología puntera y demuestra el gran potencial industrial e innovador del sector energético europeo para liderar la reindustrialización en nuestro continente».

La compañía insiste en que Wikinger compendia la estrategia por la que se está guiando: «una fuerte apuesta inversora por el desarrollo de las energías renovables; compromiso con la reducción de emisiones; innovación tecnológica; crecimiento internacional; apertura de nuevos negocios y mercados a sus proveedores y un importante efecto tractor, que ha impulsado el sector naval europeo».

El parque de Wikinger, en el que Iberdrola ha invertido 1.400 millones de euros, tiene capacidad para suministrar energía a 350.000 hogares alemanes.

«Este es un ejemplo real de nuestra apuesta por la transición energética»

Francisco Martínez, director general de los Negocios de la compañía eléctrica aseguró en la ceremonia de inauguración de Wikinger, en la que participaron alrededor de 200 personas, que este recinto «es un ejemplo real de la apuesta de Iberdrola por la transición energética y muestra el potencial de reindustrialización de un sector tradicional como el naval». Los responsables de la eléctrica también pusieron el acento en el papel que juega el país en el sector de la eólica off-shore. «Consolida a Alemania como mercado estratégico para Iberdrola», afirmó. Después de incidir en el trabajo realizado por cerca de 2.000 empleados para poder hacer realidad este programa, auguró otros nuevos proyectos en la industria del viento en alta mar. «Tenemos equipo, tenemos la capacidad y además tenemos los proyectos», subrayó. Alemania, Reino Unido, Francia y Estados Unidos son sus mercados.

Votación
0 votos
Comentarios

Iberdrola empuja a Navantia al mercado galo

Este proyecto ha sido cofinanciado por