La gallega Trison crea para Arabia la pantalla interactiva más grande del mundo

Se trata de un soporte semicurvo con más de 37 metros de largo que interactúa en la distancia con los viajeros de la estación de tren de Riad


redacción / la voz

Arabia Saudí vuelve a tener sello gallego en sus infraestructuras, y de nuevo en el ámbito del ferrocarril. En esta ocasión, la huella procede de la empresa Trison, una de las compañías líderes mundiales en el ámbito de la digitalización de espacios físicos, que, tras su desarrollo y diseño en colaboración con la surcoreana LG, acaba de instalar la pantalla interactiva más grande del mundo. Lo ha hecho en la estación central de ferrocarril de Riad, la capital del reino saudí, con un enorme videomuro de 37 metros de longitud y 1,20 de ancho, que sirve para exhibir de forma visual e interactiva «la complejidad y el desarrollo de la red ferroviaria del país». Esta cuenta con más de 2.400 kilómetros de extensión y conecta con las principales poblaciones del país, la frontera con Jordania y el golfo pérsico.

Lo ambicioso del proyecto va en consonancia con la envergadura de la infraestructura en la que se ubica. Saudí Arabia Railway (SAR), empresa adjudicataria de la red de transporte por tren, quiso que la sede central fuese una referencia capaz de mostrar la complejidad del macroproyecto que supuso crear la red ferroviaria de Arabia Saudí. Y la mejor forma de hacerlo: este enorme videomuro creado por Trison y LG en el que los visitantes interactúan con tecnología puntera.

La pantalla, que proyecta contenidos del desarrollo íntegro del tejido ferroviario, se convierte en el principal reclamo del edificio. Más que un soporte interactivo al uso, la gran lámina de imagen cuenta con 14 puntos kinéticos que permiten detectar la presencia de los visitantes, interactuar en la distancia con ellos sin necesidad de que la toquen y mostrarles el contenido, además de un sistema de procesadores de vídeo que posibilitan reproducciones en multipantalla, muy adecuados para soportes gigantes, como este.

La compañía con sede en Bergondo ha sido la responsable del proyecto de integración de este espacio, que cuenta con la tecnología proporcionada por LG, y, a su juicio, ha supuesto un verdadero desafío. La colocación de los monitores se efectuó sobre un muro con formas curvas y en un escenario donde la entrada de luz natural supuso otra dificultad añadida, de ahí que hubiese que graduar con precisión la ubicación de las cámaras para que no se vieran afectadas por la luz.

Tanto el diseño, como la estructura de soporte y la electrónica fueron ideados y fabricados en España, desde donde se envió todo el material a Riad.

La compañía gallega también se encargará del mantenimiento, un proceso delicado y específico por la tecnología con la que cuenta, que ha sido estudiada específicamente para este proyecto.

Trisón evalúa esta experiencia como «un punto de inflexión» en la trayectoria de la compañía, ya con dos décadas en el mercado y que en su cartera de clientes cuenta con firmas del nivel de Inditex, Acciona, Ikea, Audi, Porche o Loewe.

Votación
0 votos
Comentarios

La gallega Trison crea para Arabia la pantalla interactiva más grande del mundo

Este proyecto ha sido cofinanciado por