Nené crece en el fútbol sala italiano

El jugador de Pazos de Borbén es el único gallego en la máxima categoría de este deporte en ese país


vigo / la voz

Jacobo Amoedo (Pazos de Borbén, 1992), Nené, es el único gallego en la máxima categoría del fútbol sala en Italia. Se fue allí hace tres años procedente del Bembrive y buscando la posibilidad de ser profesional y vivir de su deporte. Tres años después, el pívot proclama satisfecho que lo ha logrado. Su primera experiencia fue en el Latina de la máxima categoría, pero después de esa temporada decidió dar un paso atrás y foguearse en Segunda con el Catania. Con ese segundo club ascendió hace un año y, esta temporada sí, ha podido disfrutar y asentarse en la élite del futsal italiano.

Su actual equipo comenzó sumando un solo punto en los cinco primeros partidos, pero ha acabado siendo la gran revelación del campeonato. «Pagamos a novatada, pero ao final conseguimos clasificarnos para a Copa cando nin sequera era o noxo obxectivo e chegamos a cuartos de final», relata. A eso añade que entraron en el play-off para la lucha por el escudetto, que aún están disputando con opciones de estar entre los cuatro primeros, y celebra que «as cousas están indo moi ben».

Nené siempre ha preferido ir paso a paso. Por eso no le importó dar un paso atrás para coger experiencia en la segunda categoría y volver a intentarlo en la élite ya con más seguridad y confianza. «Da outra vez era o primeiro ano que xogaba fóra de casa e era todo novo», recalca. Ahora, en cambio, probaba suerte con un club en el que ya había jugado en Segunda. «O verán pasado falei co adestrador. Viña de ter protagonismo na segunda categoría e quería saber se ía seguir confiando en min», apunta. La respuesta fue que sí y los hechos lo confirmaron: «Somos un equipo onde o que destaca é máis o colectivo, pero este ano seguiume dando galóns e creo que me saíu unha boa tempada na que fun importante para o equipo e coa que estou satisfeito», valora.

Las grandes diferencias que ha encontrado en Italia son el ritmo de la máxima categoría y la dedicación. Considera que ha crecido como futbolista básicamente a base de echarle horas. «No Brembrive adestrabas menos días e ás veces facíalo logo de oito horas de traballar. Aquí vale que adestras mañá e tarde, pero entre medias descansas e non tes outras cousas ás que dedicarte e estás moito máis tranquilo», recuerda Nené.

Por eso él siente que ha cumplido un sueño. «Sempre quixen ser profesional e poder dedicarme ao fútbol sala como estou facendo», comenta. Otra ilusión sería poder jugar en España, aunque el año pasado rechazó algunas ofertas para dar ese nuevo salto. «Prefería seguir aquí un ano máis porque tiña a confianza do adestrador e quería saber primeiro se tamén era quen de facelo ben na primeira italiana, xa que en teoría a española é máis forte, ou iso din», añade.

No descarta que la próxima temporada sea la de su estreno en la élite española, pero es pronto para saberlo. «Este é un mundo curto e nunca se sabe. Gustaríame ter esa oportunidade de xogar en España, e se é en Galicia, preto da casa, moito mellor. Haberá que ver as opcións que haxa e tratar de elixir a mellor», razona.

Por ahora, se muestra más que satisfecho con las elecciones que ha realizado en su carrera. «Penso que escollín ben. Sentinme sempre moi a gusto». Y eso que aún tiene un pequeño impedimento: «¡Dáme vergonza falar italiano!». En el parqué no lo necesita.

Votación
0 votos
Comentarios

Nené crece en el fútbol sala italiano