El nuevo presidente del Centro Gallego de Buenos Aires carece de apoyos para vender el edificio

Ramón Suárez dice que quien quiera comprarlo debe pagar la deuda


buenos aires / e. la voz

La elección en el Centro Gallego de Buenos Aires consagró, tal como era de esperar por la falta de candidatos a la presidencia, a Ramón Suárez Álvarez, periodista conocido por el sobrenombre de O Muxo, que encabezó la lista de la agrupación A Terra, como nuevo presidente de la entidad, actualmente sumida en una profunda crisis económica y financiera. Si bien su lista se adjudicó todos los cargos de la comisión directiva, en la elección de representantes de socios solo obtuvo un 33 % de estos escaños. Este podría ser el primer escollo en su gestión para concretar la venta del inmueble de 34.000 metros cuadrados, ya que este cuerpo es quien tiene el poder de vetar o apoyar cualquier operación.

De un censo electoral de 3.591 socios solo votaron 1.125. A Terra, encabezada por Suárez Álvarez, obtuvo 756 votos para la presidencia, mientras que la papeleta común que utilizaron las otras cinco agrupaciones obtuvo 357. La elección estuvo fiscalizada por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, cuyo representante, Fernando Juan Herrero, fue el encargado de anunciar los resultados. Tras conocerlos, Ramón Suárez Álvarez aseguró que el futuro del hospital se debate entre «la quiebra o una solución económica que pague todo lo que puede originar la quiebra». El nuevo presidente añadió: «Cualquiera que quiera comprar el Centro Gallego de Buenos Aires tiene que asumir la deuda de 23 millones de euros que tiene con la Hacienda argentina y también las varias veces centenarias deudas en millones con el personal, además de los juicios que pudieran seguir llegando».

«Si se concreta la operación, que necesita del apoyo de la otra lista -añadió Suárez-, nosotros solos nunca podremos transferir el Centro Gallego. Para aprobar la operación se necesitan dos tercios de los votos de los representantes. Y en la elección nos adjudicamos 40 en una asamblea de 90. Absolutamente imposible hacer una negociación y aprobarla solos», dijo el presidente.

Alternativas

El secretario xeral de Emigración de la Xunta, Antonio Rodríguez Miranda, afirmó ayer que el Gobierno gallego y el de España siguen «con preocupación» y de manera «permanente y continua» la situación de crisis económica y sanitaria que afronta el Centro Gallego de Buenos Aires, y añadió: «Independientemente de los edificios, lo más importante son las personas: tenemos mecanismos para atenderlas si necesitan una asistencia sanitaria. Los socios del centro gallego tienen otras alternativas. Lo ideal sería que siguieran siendo atendidos allí, si así lo quieren, pero si eso no es posible, existen mecanismos. Solo deben dirigirse a la Xunta».

Votación
0 votos
Comentarios

El nuevo presidente del Centro Gallego de Buenos Aires carece de apoyos para vender el edificio

Este proyecto ha sido cofinanciado por