Sergio Cardamas: «A través del programa Merlo estamos impulsando un negocio de electrificación de vehículos»

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El cedeirés Sergio Cardamas Luaces, uno de los 90 gallegos retornados a la comunidad que participan en el programa Merlo
El cedeirés Sergio Cardamas Luaces, uno de los 90 gallegos retornados a la comunidad que participan en el programa Merlo

Dos gallegos retornados valoran el programa de mentoría para nuevos negocios: «Siempre es importante que alguien que ha hecho un camino similar te diga si vas por buen camino»

05 nov 2021 . Actualizado a las 13:57 h.

Fue ayer cuando Sergio Cardamas Luaces, uno de los 90 gallegos retornados a la comunidad que participan en el programa Merlo, por el que reciben ayudas de hasta 8.000 para su esfuerzo emprendedor y reciben asesoramiento de expertos que les ayudan a consolidar sus proyectos, tuvo un nuevo encuentro con su mentor, una experiencia que valora. «Siempre es importante que alguien que ha hecho un camino similar al tuyo te diga, no tanto por dónde tienes que ir, como si vas por buen camino», destaca al hablar de este programa promovido por la Fundación Ronsel y financiado por la Secretaría Xeral de Emigración, que le ayudó al regresar a Galicia. 

Su marcha a la emigración tuvo lugar en el año 2011. «Con el cambio en España de la regulación de las renovables, todos los que nos dedicábamos a la fabricación fotovoltaica, y ante el cierre de las fábricas, tuvimos que decidir. Yo me fui a Polonia, donde monté una fábrica, KRD Global Group. Tras dos años, salté a Reino Unido, donde me asocié para impulsar otra, dpSun Ltd. Tras unos años, y por motivos familiares, decidí volver», aclara sobre un regreso también facilitado por las becas excelencia académica BEME, de la Xunta, con las que 700 retornados pudieron cursar un máster en alguna universidad gallega. Tras estos estudios, el cedeirés, de 40 años, se decidió a volver a emprender. Montó en su localidad natal la firma Autoconsumo-solar SL, de venta de material solar fotovoltaico. Fue con este proyecto cómo entró a formar parte del programa Merlo, a partir del que también inició los encuentros con su mentor. «Al principio eran virtuales, pero ahora ya son con presencia física. Hasta final de año haremos ocho», explica. «Es básico tener alguien con quien hablar, que analice desde fuera tus decisiones, que te proponga ideas», resalta este gallego que encadena ya 15 años en el sector de la energía fotovoltaica. 

«A través del programa Merlo mi mentor me puso en contacto con gente relevante del sector. De hecho, gracias a eso estamos impulsando un negocio de electrificación de vehículos, ic2ev Spain SL, de transformación de vehículos de combustión interna a eléctricos, cuya constitución se hará este mes. Para mí fue esencial entrar en contacto con más gente a nivel empresarial. Después de tantos años fuera, yo no tenía ninguno en Galicia», remarca. 

 Raúl Lois: «Mi mentor, con amplia experiencia, me dio su perspectiva, y eso ayuda mucho»

En el caso de Raul Lois Carro, un gallego afincado junto a su pareja en Pontevedra desde que regresaron de Alemania, el último encuentro con su mentor fue esta misma mañana. «El mío es Pablo Pérez Vázquez, el director de gestión del Colegio de Ingenieros Industriales. Viene desde A Coruña y solemos quedar en Pontevedra», señala agradecido. «Cuando montas una empresa tienes muchas dudas. Arrancar una firma significa asumir riesgos, con unas variables que normalmente no conoces», sostiene al valorar el programa. «Mi mentor, con amplia experiencia, me ayudó a tomar las decisiones necesarias al arrancar. Conmigo empatizó muy bien y me dio su perspectiva, y eso ayuda mucho. A veces tu entorno personal no tiene las competencias para ayudar», encadena con sinceridad. 

Su marcha de Galicia se produjo a través de una beca Erasmus. «A continuación me fui a Manchester, y desde ahí salté a Alemania, donde trabajé como ingeniero en una firma dedicada al sector espacial que tenía como clientes a Airbus y donde desarrollaba instrumentos de medida para satélites», acentúa al recordar su trayectoria. «En el 2020 mi pareja y yo decidimos regresar para trabajar como autónomos. Ella es alemana y decidió impulsar una firma de coaching (www.lifeandheart.de) en el Camino de Santiago orientada a todos los peregrinos alemanes que pasan por Pontevedra», apunta al poner el foco en su esfuerzo emprendedor. 

«Yo al volver puse en marcha una empresa de sistemas embebidos, es decir, softwares que se incorporan a un equipo convencional y los convierten en inteligentes», expone al hablar de una firma con la que entró en contacto con el programa Merlo, con el que se integró en su mentoría para nuevos negocios. «Mi familia al principio no entendía cómo podía volver de Alemania, en donde tenía un trabajo estable. Fue una decisión propia, que me costó. Tener un mentor antes me hubiese ayudado a ver cosas que tuve que valorar yo solo», insiste al reconocer la importancia de esta figura.

Mentores para emprendedores migrantes

El Programa Merlo, promovido por la Fundación Ronsel y financiado por la Secretaría Xeral da Emigración, permite a las personas migrantes contar con el asesoramiento de mentores que les ayudan a consolidar sus proyectos. Los participantes reciben asesoramiento experto en distintas áreas de negocio como estrategia y planificación empresarial, administración y finanzas, área jurídico-legal, tecnología, informática, operaciones y producción, recursos humanos, comunicación, marketing o gestión de las ventas.