Loiba recuerda desde su célebre banco a emigrantes y marineros

El acto coincidió con el décimo aniversario del popular asiento


Ortigueira

Desde los acantilados de Loiba, donde se localiza el mejor banco del mundo, mirando de frente al océano Atlántico, los vecinos de Ortigueira rindieron ayer un sentido homenaje a los que se fueron. Un acto en memoria de los marineros que dejaron su vida en el mar y también de los residentes de la zona que tuvieron que cruzar el charco para ganarse la vida, que se hizo coincidir con el décimo aniversario de la colocación del célebre asiento.

Una misa campestre en honor a la Virgen del Carmen junto al embarcadero de Furnas, una procesión por la costa y una ofrenda floral junto al banco, conformaron la celebración, impulsada por Rafael Prieto, el mismo vecino que, en su día, ideó colocar el icónico asiento para disfrutar de la impresionantes vistas de los cabos Ortegal y Estaca de Bares, y que se ha convertido en todo un reclamo turístico.

«Foi un éxito. Sinto una alegría inmensa», señalaba Prieto, tras la celebración que no quisieron perderse ni el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, ni el alcalde en funciones, Juan Penabad, ni quien era regidor cuando se colocó el popular banco, Rafael Girón, además de decenas de residentes de la parroquia.

«Máis aló do aniversario do banco, o de hoxe -por ayer- foi un día para lembrar aos que xa non están. Xente como un pai e un fillo de Loiba, que morreron por estas datas no ano 1948 ao volcar a embarcación na que ían», señala un Rafael Prieto emocionado.

Votación
0 votos
Comentarios

Loiba recuerda desde su célebre banco a emigrantes y marineros