Publicidad
Publicidad

La lente sensible con los refugiados de Daniel Castro triunfa en Londres

Gana el Premio Internacional de Fotografía 2017 y una beca de la Fundación Magnum

londres / corresponsal, 11 de abril de 2017. Actualizado a las 09:03 h. 0

Ampliar imagen

0
0
0
0

El fotógrafo Daniel Castro García, hijo de emigrantes malpicáns, celebra en Londres su primera exposición en solitario, tras ser proclamado ganador del Premio Internacional de Fotografía 2017 que organiza la prestigiosa revista British Journal of Photography (BJP) y ganar una beca de la Fundación Magnum.

La exposición, que lleva por título Foreigner (Extranjero), propone a través de una lente sensible y cercana una respuesta a la crisis de refugiados llegados a distintos puntos de Europa. Castro huye del sensacionalismo y llama a la tolerancia y a querer escuchar a la gente que llega a Europa. En definitiva, quiere que tanto él ejerciendo como fotógrafo, como el público que visite la exposición en la galería TJ Boulting, hagan el esfuerzo mutuo de ponerse en la situación del que está siendo fotografiado.

«Si usted o yo estuviéramos atravesando una situación traumática, no querríamos que un fotógrafo viniera a nosotros y tomara imágenes sin permiso», defiende Castro, que trabajó durante dos años para documentar tres escenarios: la migración a Italia desde el norte de África, la llegada a Grecia y a través de los Balcanes desde Oriente Medio, y el campamento de refugiados en Calais conocido como La Jungla.

En colaboración el diseñador gráfico Thomas Saxby y el productor Jade Morris, Castro autopublicó el libro de fotografía Foreigner: Migración a Europa 2015-2016. Fue un trabajo contrarreloj para conseguir terminarlo antes de la votación del brexit y presentarlo en varios concursos. El esfuerzo mereció la pena, pues resultó nominado tanto para el Premio al Primer Libro organizado por la editorial MACK, como para el que convoca la Fundación Aperture en París.

Haciéndose con el premio de la revista BJP, Castro sube al Olimpo de la fotografía, tomando el testigo de otros fotógrafos como Walter Astrada, Edmund Clark y Facundo Arrizabalaga. «La serie Foreigner destacó no solo por algunas imágenes realmente fuertes que a menudo entrelazan conceptos de documentación y arte, sino porque todo el proyecto se ha unido con mucha dedicación y energía y se extiende más allá de los retos de la fotografía a través de una cuestión muy oportuna que consideramos debe ser destacada», explicó Hannah Watson, directora de la galería TJ Boulting. 

Conectar con las personas

«Poder exponerlo es una grandísima oportunidad, es una nueva manera de interpretar el trabajo», admite Castro, reconociendo que admira mucho a los ganadores de las ediciones previas. Para el fotógrafo está claro que Foreigner fue la oportunidad de conectar con personas a título individual y lamenta cómo algunos periodistas escriben sobre el tema sin ni siquiera haber hablado con los protagonistas de la historia. Castro explica como cada persona con la que habló y fotografió tiene su propia experiencia. Así, no le parece correcto encasillar a todos de la misma manera. «Quería transmitir algo más y ser sincero, ir más allá de lo que hacen muchos medios haciendo un juicio rápido de la situación», lamenta.

Ahora, gracias a la ayuda de la Beca de la Fundación Magnum de 80.000 dólares a repartir entre los diez agraciados entre los que se encuentra Castro, podrá continuar con su proyecto Extranjero. En concreto, este verano regresará a Sicilia para trabajar con un grupo de menores no acompañados que viven en un pequeño centro de acogida cerca de Catania. Allí quiere centrarse «en esa faceta de la historia, los peligros que tienen y como algunos desaparecen», explica.

Comentarios 0

Este proyecto ha sido cofinanciado por