Publicidad
Publicidad

«Es muy triste dejar tu país»

María Josefa Sánchez y José Madayo, de 64 y 69 años, vivieron durante 44 años en Londres

16 de agosto de 2016. Actualizado a las 11:39 h. 0

0
0
0
0

María Josefa Sánchez Uzal y su marido José Madayo Suárez, de 64 y 69 años respectivamente, forman el matrimonio al que este año les ha correspondido la responsabilidad de representar a la comunidad emigrante en el marco de los actos con los que el Concello de Ordes rinde homenaje a este colectivo que tanto ha contribuido a su desarrollo. La historia de este matrimonio es muy similar a la de muchas parejas jóvenes que hace cuarenta años decidieron buscarse un futuro mejor fuera de su tierra. Ella tenía veinte años y su marido 24 cuando dejaron su vida en Ordes y se trasladaron a Inglaterra, donde José Madayo ya vivía desde hacía meses. María trabajaba en el sector textil en Ordes y, en plena juventud, con ganas de conocer mundo y de mejorar sus expectativas, cruzó el canal de La Mancha y se instaló con su marido en Londres. Allí vivieron durante 44 años, trabajando él en la hostelería y ella como limpiadora de oficinas, edificios públicos y viviendas. «Y nos recibieron con los brazos abiertos», señala María mientras su esposo, parco en palabras y con mirada orgullosa hacia su esposa, resume: «Lo que ella diga bien dicho está». José y María tienen dos hijos, que les han dado tres nietos y muchas alegrías. Todos ellos están viviendo en Galicia, aunque, señala María, emocionada, «en Reino Unido dejamos muchas cosas, porque allí luchamos por nuestra vida, educamos a nuestros hijos, los vimos crecer, también estudiaron sus carreras y hace un año nos vinimos», relata María. Su formación académica y el conocimiento del idioma les ayudaron enormemente a encontrar trabajo aquí, una razón más por la que este matrimonio está extremadamente agradecido a Reino Unido. «Cuando nos marchamos en el año 1971 llevamos cuatro piezas de ropa en una maleta y cuando regresamos nos trajimos todo lo que teníamos, pero desde el punto de vista sentimental, allí dejamos muchísimas cosas y recuerdos, aunque aquí estamos toda la familia». Este matrimonio vive ahora a caballo entre Barbeiros (Ordes) y Sigüeiro (Oroso), donde ejercen de orgullosos abuelos. Ahora, al echar la vista atrás, María reconoce que «es muy triste dejar tu país», pese a que, añade, «allí nos recibieron con los brazos abiertos y estábamos muy bien». La mejor prueba de esto es que ambos pensaban que su estancia en el extranjero duraría solo unos años, pero al tener familia y estar plenamente integrados toda su vida laboral se desarrolló en libras esterlinas «hasta que, llegado un momento, tener que tomar la decisión de quedarte allí o volver». Desde su nueva vida de jubilada, María Sánchez reconoce que «le da mucha pena ver a personas jóvenes, con sus carreras y su formación, tener que emigrar para trabajar en cafeterías y gasolineras porque aquí no encuentran nada».

 

María Sánchez y José Madayo emigraron en 1971 y ahora están jubilados foto raquel cacabelos

 

Comentarios 0

Este proyecto ha sido cofinanciado por