Publicidad
Publicidad

Las espinilleras «made in» Narón que cuidan a Isco, Morata y Coutinho

La firma del exjugador Simón Cabarcos personaliza y fabrica unas protecciones en fibra de carbono que causan furor entre buena parte de las estrellas del fútbol mundial

Redacción / La Voz, 07 de enero de 2018. Actualizado a las 05:00 h. 0

0
0
0
0

Muchas de las grandes estrellas del firmamento balompédico mundial golean y regatean desde hace un tiempo con equipamiento fabricado en Galicia. Desde una planta de Narón salen todos los días espinilleras de fibra de carbono con destino a los mejores clubes de fútbol y a sus estrellas mundialmente conocidas. El madridista Isco, el delantero del Chelsea Álvaro Morata o el delantero del Liverpool Philippe Coutinho, entre otros muchos, protegen sus cotizados empeines con las espinilleras que el joven empresario Simón Cabarcos diseñó hace siete años en un pequeño taller de As Pontes.

Todo empezó en el 2011. Cabarcos jugaba en el equipo de As Pontes, en Tercera División, cuando decidió diseñar sus propias espinilleras. Las que tenía «eran un incordio, se movían, no estaba nada cómodo y sabía trabajar la fibra de carbono». Cuando llegó al vestuario, sus compañeros quedaron prendados de su diseño y se las encargaron. Por aquel entonces, un joven Álex López fichaba por el Celta acompañado de las espinilleras de fibra de carbono que le había fabricado su compañero Simón. «Entrar en cualquier vestuario se convirtió en mi escaparate», admite el empresario.

En ese momento, el emprendedor de As Pontes lo tuvo claro y decidió dar un rumbo nuevo a su futuro profesional. Estar cerca del fútbol pero desde otro punto de vista: cambió el campo por la empresa. Muchos de los jugadores que empezaron a encargarle material eran internacionales y su producto en poco tiempo estaba en boca de los mejores jugadores del mundo. Hasta el propio Coutinho, el brasileño por el que puja el Barça con más de 140 millones de euros, utiliza las espinilleras personalizadas que salen del nuevo taller en Narón de Blindaxe, que así se llama la compañía.

Simón Cabarcos es un emprendedor nato y eso lo ha llevado a no perder en ningún momento una visión estratégica de su mercado. Comenzó su andadura empresarial diseñando espinilleras de fibra de carbono normales, pero pronto se dio cuenta de que la diferenciación de su producto estaba en la customización. Blindaxe -que factura alrededor de 100.000 euros anuales- se ha especializado en la personalización de este tipo de productos, pero también se ha lanzado a la fabricación de otro tipo de equipamiento como máscaras de protección (como la que utilizó el central del Dépor Fabian Schär recientemente), que en la actualidad se comercializan en todo el mundo.

Trabajo a mano

Con distribuidores en Holanda, Marruecos, Chile, Costa Rica y Centroamérica, su mercado más fuerte sigue siendo el europeo, aunque en Estados Unidos también ha experimentado un crecimiento notable en los últimos años. Pese a que hay procesos de la fabricación que están sometidos a la automatización de maquinaria, hay muchas partes de la producción que el personal de Blindaxe hace a mano. El propio Cabarcos define a su equipo como «los artesanos de las espinilleras». «No hay ninguna igual, nosotros trabajamos entre máquinas de coser, cabinas de lacados y hornos de secar. No externalizamos absolutamente nada», sentencia.

Además de los pedidos que reciben de futbolistas profesionales (muchos son aspirantes e incluso ganadores del balón de Oro), la empresa tiene una tienda online, con productos asequibles para el bolsillo de los aficionados al deporte rey. Por supuesto, el Dépor y el Celta no podían faltar en su cartera de clientes y veteranos internacionales como Del Piero o Roberto Carlos también se han convertido en devotos de esta empresa de Ferrolterra que ha metido un golazo por la escuadra en el mundo empresarial. De los épicos.

Comentarios 2

Este proyecto ha sido cofinanciado por