Publicidad
Publicidad

«Para ser delantera, soy poco egoísta»

Dice que no le importa ser pichichi. Prefiere ganar la Copa con el Valencia o jugar la Eurocopa

03 de abril de 2017. Actualizado a las 10:48 h. 0

0
0
0
0

Entre lo poco ególatra que es y el ninguneo que la Federación de Villar ha tenido y tiene con el fútbol femenino, nadie es capaz de acreditar cuántos goles lleva Mary Paz Vilas Dono (Bamio, 1988) en su larga carrera en Primera División. Por las cuentas de la vieja, no le debe quedar mucho para llegar a los doscientos. 21 esta temporada. Dentro de unos meses se cumplirán once años desde que una adolescente arousana hizo la maleta en busca de un sueño que solo parecía al alcance de los hombres. Ha levantado títulos con el Levante, Barcelona y Espanyol, y ahora lo busca con el Valencia.

-Si echa la vista atrás, ¿qué ve?

-Pues que he ido cumpliendo sueños y que al final el trabajo da sus frutos. He tenido que dejar atrás muchísimas cosas que nadie sabe para dedicarme a esto. Al final es una vida diferente a la de una chica de mi edad. Tienes que compaginar estudios con el fútbol, lo de salir de fiesta como que no, cuidar mucho la alimentación, ver muy poco a tu familia... Son muchas cosas súper importantes que nosotras no tenemos.

-¿Pensaba que estaría tantos años en la élite? Son once ya.

-Cuando me fui de casa lo primero que pensé fue: ¿Qué me voy a encontrar? Nunca había salido de casa, no sabía el nivel que me iba a encontrar en Primera, si yo podría estar capacitada para competir allí... Al final son muchas preguntas que te haces pero que no tienen ni respuesta. Yo era una niña. Así que a tan largo plazo no miraba, lo primero era aguantar ese primer año que me iba de casa, que fue muy duro...

-¿En dónde se ha podido ver a la mejor Mary Paz?

-Evidentemente en el Levante no, porque era muy joven y tampoco tenía tantos minutos como ahora. Luego, en el Barça, tuve la mala suerte de tener esa lesión tan larga y fue a partir del Espanyol cuando empecé a tener esa continuidad, en donde se nota la madurez de jugar en Primera, Ahora, en el Valencia, ya estamos viendo la Mary Paz que soy, la que tiene muchos años recorridos.

-Una de clichés. Los delanteros son egoístas. ¿Lo desmiente?

-Pues mira, siempre lo decía mi padre: «Tienes que ser más egoísta» [risas]. No soy nada egoísta, pero también me pasa porque en mi vida personal no lo soy. Me considero una delantera de equipo, porque al fin y al cabo el fútbol es un deporte de equipo. Para ser delantera, soy muy poco egoísta.

-Otra. Los delanteros llevan siempre en una libreta los goles apuntados. ¡Y que a alguien no se lo olvide alguno!

-[Más risas]. ¡Tampoco! Justo lo hablaba estos días con un chico que me preguntó cuántos goles llevaba. Y me quedé en blanco porque no es algo que me quite el sueño. Cuando peleas el Pichichi, miras más el número, pero ni los apunto ni nada. Alguna vez también me preguntan si me acuerdo de aquel gol... Y tampoco lo recuerdo... Me gusta marcar, evidentemente, soy delantera, pero no los voy apuntando. Aunque sí que es verdad que muchos delanteros lo hacen.

-Hablaba del Pichichi. ¿Es su espina clavada? Siempre se queda a las puertas de conseguirlo.

-Es verdad que cuando estás peleando ahí, te agradaría conseguirlo, pero me gustaría más conseguir otras cosas. Por ejemplo: he ganado la Copa de la Reina en todos los equipos en que he estado y me queda hacerlo con el Valencia; me gustaría participar en la Champions pasando rondas; me gustaría hacer un campeonato con España...

-¿Cómo ha visto la evolución de la liga española?

-Gracias a dios han cambiado muchas cosas. Pero más bien han sido desde hace dos años por el respaldo definitivo de los equipos masculinos. Ahora hay arbitrajes neutrales, muchos equipos ya juegan en campo de hierba natural en donde el fútbol es mucho más vistoso, los servicios médicos son mejores... Son una serie de cosas que a lo mejor la gente de fuera no lo piensa, pero las que estamos dentro les damos valor. Luego, a nivel de medios de comunicación, se interesan más, atraemos más a los espectadores, es un cúmulo de cosas.

-Ya cobran millones...

-Ehhh, no... [risas]. Ojalá. Es lo único que no ha cambiado, mira.

-¿Cuánto puede cobrar una jugadora en Primera División?

-Según el equipo que sea varía mucho. Por ejemplo el Barça tiene sueldos elevados y hay jugadoras de otros equipos que no cobran. No se puede hacer un término medio. Pero lo que sí que es verdad es que muy pocas pueden vivir del fútbol. Muy, muy pocas.

-La que más, por ejemplo...

-No sé, pero es del Barça. Se nos escapa un poco a los demás, pero me imagino que bien porque ha puesto este año muchísimo más dinero, se ha traído jugadoras brasileñas, futbolistas de nombre.

-¿Y la selección, qué? ¿Volverá?

-Pues ahí está...

-Por su parte, marcando goles para conseguir ir a la Eurocopa.

-Yo soy una jugadora del Valencia. Marco goles para el Valencia, no para ir a la selección. Si [Jorge Vilda] me quiere llevar, me llevará igual, marque 25 o marque 20. Está claro que es un premio que me gustaría tener, pero no puedo estar pensando en marcar goles para ir a la selección.

-¿Le apetece probar a jugar en el extranjero?

-Vivo año a año y, si alguna vez me surge una oportunidad que yo crea que es muy buena, pues igual pruebo.

En Corto

Futbolista, coqueta y amante de los animales. Mary Paz escapa de cualquier cliché.

-¿Qué música le gusta?

-De todo. No podía decir ningún tipo en concreto, a lo mejor sí que podría decir algún cantante.

-¿Cuál?

-Mis cantantes favoritos son Andrés Suárez, que además es gallego, Antonio Orozco...

-¿Vino o cerveza?

-Vino. Y el Albariño, faltaría más (risas).

-Un viaje que recuerde con especial ilusión.

-He hecho varios. Pero que me sorprendiera: Japón. No es un lugar al que yo tuviese pensado ir y mira, el Valencia nos dio la oportunidad, y me sorprendió muchísimo. Se lo recomendaría a la gente que pueda ir, que vaya.

-Un libro que le haya gustado.

- Ahora mismo estoy el de Andrés Iniesta, La jugada de mi vida. Al final es un futbolista al que yo admiro y me está gustando mucho.

-Una película.

-Siempre a tu lado, Hachiko.

-¿Cómo se lleva con las cámaras de fotografía?

-Creo que me gusta más que me fotografíen que fotografiar. Lo de hacerlas yo, creo que no.

-¿Volverá a Galicia?

-Está complicado. Para jugar al fútbol no hay ningún equipo en Primera y no me veo de momento jugando en Segunda. Y cuando lo deje no sé qué pasará, pero no me veo viviendo en Galicia. Yo ya tengo mi vida hecha fuera, si tuviera que encontrar trabajo creo que tendría más facilidades fuera y son muchas cosas. Sí que es verdad que ahí es mi tierra, es mi casa, tengo a mi gente... Mi lugar de vacaciones, digamos.

Comentarios 0

Este proyecto ha sido cofinanciado por