Publicidad
Publicidad

«La gente cree que estamos locos»

La ceense Susana Gómez Castiñeira recorre los más de 1.400 kilómetros de carretera de Islandia en patinete

Carballo / La Voz, 04 de marzo de 2017. Actualizado a las 13:54 h. 0

0
0
0
0

Son las cuatro de la tarde del miércoles y Susana Gómez Castiñeira (Cee, 1975) y su acompañante, Sergio Espinosa, deciden hacer un alto en el camino y reponer fuerzas con una pizza en la localidad islandesa de Hvolsvöllur. Por delante quedan 200 kilómetros de tierra inhóspita por recorrer en patinete. Sí, en patinete. Se trata del último reto de esta deportista de Cee que vive en Lanzarote.

Susana Gómez no es una principiante en esto de las aventuras extremas. Fue la primera mujer en completar la Rovaniemi 150 de Finlandia y la primera española en recorrer a pie los 565 kilómetros que separan Anchorage y McGrath, en Alaska. Ahora, la ceense buscará completar la conocida como Ring Road o A1, la principal carretera de Islanda, que rodea todo el territorio. En total, más de 1.400 kilómetros.

Para más inri, si el sábado pasado pisaban Reikiavik, el lunes se registraban 51 centímetros de nieve en la capital -el máximo histórico es de 55 en enero de 1937-, lo que hace impensable que consigan rodear por completo la isla. «Iremos hasta donde podamos. La nevada de estos dos primeros días, unida al intenso frío y el viento están provocando que no podamos cumplir los plazos marcados», explica Susana Gómez desde Hvolsvöllur, detallando las dificultades añadidas de estas primeras jornadas: «Las carreteras estaban cerradas y los coches no podían pasar. Nosotros tratamos de avanzar lo máximo posible con los patinetes, pero había momentos en los que no nos dejaban, porque podía ser peligroso. No era ninguna broma».

La presencia de dos españoles con patinetes «KickBike» -con una estructura similar a una bicicleta, pero sin pedales- no pasó desapercibida en la isla. «La gente cree que estamos locos. Nos miran por la calle como diciendo: ‘¿A dónde van estos dos?’», afirma Susana, que ha tenido que parar la marcha para sacarse alguna foto con los sorprendidos islandeses.

¿Por qué en patinete? «Una vez vimos uno de este tipo y decidimos comprarlo para entrenar. Nos gustó mucho y decidimos recorrer las Canarias en él». Y una vez completada esa hazaña, decidieron ir a por una isla. Eligieron Islandia, aunque saben que «no es algo recomendable, ni mucho menos». «La experiencia va a ser, en su conjunto, genial; pero es una superficie muy grande y difícil de atravesar en estas circunstancias. En el tiempo en el que avanzamos 10 kilómetros, en Canarias recorríamos 30», señala la ceense. Sin contar la tercera rueda, el patinete y las alforjas tienen un peso de 30 kilos. Por suerte, «va genial en la nieve y el hielo», aunque el viento está siendo el principal adversario de Susana en su reto.

Las jornadas terminan con dos horas de montaje de la tienda de campaña. Para tranquilidad de su madre, desde Cee puede saber en que punto de Islandia se encuentra Susana a través de lailusionmuevemispiernas.com.

Comentarios 0

Este proyecto ha sido cofinanciado por