Publicidad
Publicidad

El lugar donde los gallegos enseñan a aprovechar el manglar

El desarrollo de la pesca y el turismo son dos objetivos del programa para El Salvador

la voz 30 de marzo de 2016. Actualizado a las 12:50 h. 0

0
0
0
0

El Lempa es un río que discurre desde Guatemala hasta El Salvador. Es uno de los más largos de Centroamérica y atraviesa tres países. En la parte más cercana al Pacífico está el área de Bajo Lempa, un paraíso de manglares donde se han asentado varias comunidades de pescadores. Es ahí donde la Asamblea de Cooperación por la Paz promueve, con el apoyo de la organización local Cordes y los fondos de la Dirección Xeral de Relacións Exteriores y la UE, un proyecto de desarrollo integral que tendrá continuidad este año. Abarca desde la mejora de las artes de pesca artesanal hasta proyectos de acuicultura, la recuperación de especies de tortugas autóctonas en peligro o el desarrollo de un nuevo proyecto para atraer viajeros a la zona.

«O que estamos facendo alí dende o 2007 é apoiar a pesca artesanal e a acuicultura. O noso labor é fortalecer esas actividades coa mellora da formación en bioloxía e coñecemento das especies que habitan a zona, navegación, equipos de pesca, o uso de redes cun tamaño axeitado para que os pescadores non capturen alevíns...», desglosa Alejandro Quiñoa, de la Asamblea de Cooperación por la Paz.

Pero el trabajo es mucho más amplio, porque no solo se reduce a mejorar la pesca artesanal. «Impulsar as cooperativas acuícolas de camarón que hai nesa parte do Salvador é outro dos obxectivos que ten o programa que estamos a desenvolver -añade este cooperante-. O obxectivo é mellorar o tamaño do camarón, darlle unha alimentación máis axeitada e que a produción non se reduza a unha época do ano». También quieren sacar partido a otra especie comestible: el cangrejo azul. «Non é o mesmo, dende logo, pero é algo parecido á nécora», apuntan desde la Asamblea de Cooperación por la Paz.

La belleza natural del manglar y el entorno de esta parte de la costa del Pacífico convierten el enclave en un lugar perfecto para la explotación turística, como ya hacen en otros lugares con paisajes semejantes, como la península de Corcovado, en Costa Rica. Esa es la tercera vertiente del proyecto que empieza a despegar. «Hai un restaurante flotante que está no medio do manglar e que pretende dar servizo aos turistas que queiran achegarse á zona», explican. Ahí ofrecen, por ahora solo a demanda, pescado recién capturado o productos de la gastronomía local.

Ligado a ello está también el proyecto de recuperación de tortugas marinas (carey y baúl) que están llevando a cabo en la zona. «Hai un curral para que poidan criar e non haxa depredadores que coman os ovos», añaden desde la oenegé que trabaja en la zona.

La educación medioambiental en las aulas es fundamental para que el proyecto tenga continuidad. En esa labor entra en juego la Asociación Galega de Reporteiros Solidarios, que con el apoyo de la Xunta trabaja con Radio Tehuacán para introducir el medio ambiente en la programación.

El último punto del programa es sobre salud. La construcción de plantas de agua conectadas con las casas mediante una red sanitaria es otra de las actuaciones que realizan para mejorar la sanidad en la zona y evitar enfermedades tropicales.

Comentarios 1

Este proyecto ha sido cofinanciado por